Subscribe

17 de junio de 2017

Como las putas

Se acerca el verano y, como todos los años, hay dos temas que centran toda la atención del universo y de mi universo en particular. A saber:

Tema 1. ¿Qué va a ser de nuestras vidas sin tener nada que decir de Eurovisión?
Porque ¡quedan once meses para Eurovisión! Y eso, amiga, es too much. Es una tragedia en toda regla, pero no se le puede hacer nada. Ajo y agua.

Así que pasamos al tema 2.

Tema 2. La EvAU.

¿Que qué es la EvAU? La PAU, la Selectividad de toda la vida, vamos.
¿Y qué pinto en la EvAU? Cada vez menos porque una mano negra me ha ido degradando paulatinamente de propuesto como vicepresidente de sede, a secretario de sede, a vocal... hasta vocal de apoyo.

¡Vocal de apoyo! Vamos, que ya no solo no me ponen a dedo en las sedes (donde se está tan fresco y tan pancho, salvo que haya problemas, en cuyo caso estás fresco pero con un lío del tres los recuentos de los exámenes no salen como deberían) sino que ya ni siquiera me sacan del sorteo para estar en las aulas y corregir...

¡Vocal de apoyo! Es decir, que faltaba alguien a última hora y me han llamado para estar en un aula, sin corregir. Y sin corregir significa, Maria Eduvigis, que se cobra una mierda. Porque en la EvAU se cobra y, sí, adivinas, no se cobra igual en según qué puestosn. Los vocales, en concreto, cobran un fijo por estar y un variable por examen corregido/revisado. Y por si tenías duda, en la EvAU, estoy como las putas: por el dinero, no por placer.

Cosas de la vida, mi apoyatura (igual es la primera vez que uso esta palabra en mi vida, que tenía ganas ya) ha sido una experiencia muy buena. ¿Por qué?
- Opción 1. Porque estaba en un aula repleta de jóvencitos buenorros, pensarás. Pues no. Porque hasta cumplidos los veinte son invisbles para mí...

Haddoquín, caracterizado como Toni, en el aula de la EvAU


- Opción 2. Porque estaba en unas aulas (sí, en varias a la vez) con alumnos con alguna discapacidad. ¡Qué tíos (aclaro, tíos en plural masculino genérico)! Uno quejándose y de una mala baba del copón por su descenso a los infiernos de la EvAU y esos chavales, alucinante, como pasan de sus problemas, hasta con buen humor y, algunos, con unas notas de vértigo (incluyendo un friki aspirantes para hacer el doble título de Matemáticas y Física). Vamos, toda una lección la que me llevé.Y bien que me vino.


Luego ya, como todos los años, hay otros temas. Por ejemplo, ya, si eso, está lo del orgullo. Pero como al AMQP las multitudes le dan urticaria para qué vamos a ir. ¿O serán los gays los que le dan urticaría? El resultado es el mismo, ya podría ser el orgullo o san Abilio, que no hay fiesta que celebrar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pinterest