Ir al contenido principal

Una de libros: En caso de felicidad



Mientras termino  “Verano tardío” (en mi caso el verano ya es otoño), os comento uno de los últimos libros que he leído. Tachaaaaán.
 
Foenkinos
 La portada es bien fea, reconozcámoslo

Sí, yo también he comprado algún libro por la portada (que levante las dos manos del teclado quien no lo haya hecho nunca) y el resultado ha sido dispar. Algunos han estado bien y otros han sido un bodrio o un pestiño. Pero este asunto de las portadas lo dejamos para otro día. A lo que iba…

“En caso de felicidad” es una novela cortita de un 190 páginas de David Foenkinos, muy conocido por ser el autor de la “La delicadeza”, esa delicia de libro que llevó de la mano de su hermano a una también deliciosa película. Además, Foenkinos está de moda en las librerías estos días; hace poco ha salido su última novela “Estoy mucho mejor”, que ya está oportunamente en el rincón de libros pendientes y de la que ya tendrás la crónica oportuna. Estas dos últimas novelas, junto a una publicada entre ambas, “Los recuerdos”, han sido editadas por Seix Barral.

La delicadeza

Markus también es una delicia

Probablemente “En caso de felicidad”, “El potencial erótico de mi mujer” o “¿Quién se acuerda de David Foenkinos?”, sus tres novelas previas editadas en español (por Kailas) hayan tenido un repunte de ventas por el efecto de la adptación al cine de “La delicadeza”. Al menos, a mí fue lo que me llevó a comprar “Los recuerdos”, que me gustó (y mucho), aunque la gente con la que la comenté siempre añadía un “pero me gustó más La delicadeza”. De ahí, a echar para atrás... con la suerte de que “En caso de felicidad” me encontrase ocioso en La Casa del Libro de la calle Maestro Victoria a principios de septiembre.

“En caso de felicidad” presenta varios de los rasgos foenkinianos habituales: la ternura, los detalles de la vida cotidiana, la escritura ágil, la falta de linealidad del tiempo o las manías u obsesiones que se repiten y ayudan a estructurar y redondear la historia.

En esta ocasión, sin engañar a nadie, desde el principio queda clara la situación: el matrimonio aparentemente idílico que viven Jean-Jacques y Claire no tardará en saltar por los aires, lo que permite que entren en escena algunos personajes no poco curiosos y divertidos, como Igor e Ibán, y se vivan situaciones cómicas.

Mientras la vida de Jean-Jacques y Claire se separa y sabemos de sus aventuras y desventuras (que de todo hay), cobra protagonismo la vida de los padres de ella, René y Renée, muy caricaturizados (marca de la casa Foenkinos); lo que podría verse como la versión futura de Jean-Jacques y Claire. Son ellos, con el triste Edouard, Sabine (un personaje del que se podía haber sacado más) y Sonia, y junto con Igor e Ibán y los dos protagonistas, quienes dan cuerpo a una novela en la que cada uno avanza en búsqueda de su felicidad y de dar sentido a su vida, con aciertos y errores.

En mi opinión (particular y subjetiva, claro, como todas), hay un pequeño bajóncillo hacia la mitad. Nada preocupante. La novela repunta en un final con alguna que otra sorpresa, deja una buena sensación.

Muy guapo
Una sorpresa final

No será el mejor libro escrito sobre la faz de la Tierra y tendrá una portada feonga, pero sí está bien planteado y resuelto. Lo que ya tiene su mérito. Entretiene, está lleno de detalles (Ginebra o Cielo sobre Berlín, por ejemplo), muy cuidada la narración y hace pensar en algunas ocasiones. Por si fuera poco, la edición, además, es cómoda, muy legible y apenas contiene erratas.

En suma, lectura recomendable.

Comentarios

Lo que más os ha gustado de MMRyC

Kevin Costner ha vuelto

¿Puede haber algo que dé más miedo que AMQP, también conocido como ViET, eligiendo película? No, ya te digo yo que no; que le gustan las pelis con señores que echan rayos por los ojos. Eso lo dice todo.

El viernes se dio uno de esos momentos en los que el AMQP elige. Como la última peli la elegí yo (aunque pensando en él; ya te lo conté aquí), tocaba ceder. ¡Qué remedio! Pero, sorpresa, el Universo se puso de mi lado. Película elegida: La Lego película (no se han quedado calvos de tanto pensar, no). ¡Bien! Me apetecía. ¡Mejor que bien!
Pero hay algo que puede más que las fuerzas del Universo: Cinesa. Porque el plan "cenamos algo ligerito + vamos al cine + vamos a dar una vuelta y tomar algo" pasaba por una combinación de las dimensiones espacio y tiempo que sólo se produciría si el cine era el Proyecciones, de la mencionada Cinesa. Y Cinesa no estaba por la labor de colaborar. Hete aquí que el Proyecciones no tenía sesión de 22:00 de Lego, porque la consideran…

Los desapercibidos

- Haddoquín, sabes que ha sido Eurovisión, ¿verdad?
- Sí, claro. ¡Cómo no lo voy a saber! Los gayses llevamos un microchip con las fechas del eurofestival de aquí al año 2080 programadas. De hecho, también sabemos de antemano quien va a ganar. La más puta, la más divina, la más guarrilla, la más gritona, la más barbuda... (¿Alguna vez ha ganado un machote hetero?) Pero nos lo callamos. Porque somos parte de una conspiración marimasónica destinada a controlar el mundo... Ains, ya se me ha escapado el secreto. Cachis...
- Oh, cuánta sabiduría acumulas en tu cuerpo, que también acumula cada vez más kilos... ¿Y cómo así no has dicho nada de Eurovisión?
- Porque apenas lo vi. Fuimos a Villa-vicio-osa a ver una estupendísima Yerma, de Federico García Lorca (alumno de la ESO: es teatro, no cine, por eso no se escuchaba el Dolby Surround), en la que una amiga interpretaba muy bien a la vieja. Cuando acabó, ya tomando algo en una terraza, sí vimos algo. Como estaba de espaldas a la pantalla, …

Amor propio: 2%

Hace unos días, estando de vacaciones (síiiii, vacacioooones; ains ¡qué pronto se acaban!) me crucé con esta noticia sobre la felicidad y las formas de dormir en pareja.
Que dirás tú, a mí esto me suena... Pues sí; para variar, marilista, no te falta razón porque desgayficando ya comentó algo relacionado hace unos días, señalando los problemas potenciales (y tristemente reales con demasiada frecuencia) de dormir juntos: Que sí falta de espacio (asunto especialmente problemático para sacos de pulgas y hombres con extremidades de gran en-verga-dura).Que sí los ruidos de la noche, léase las serenatas de ronquidos del partenaire. Y eso sin entrar en los ruidos sobrevenidos tipo: despertador, radio, música, alarmas y notificaciones del móvil, chupar/morder (particularmente caramelos), etc.Las formas de domir, que es aquí donde la profunda investigación llevada a cabo se torna interesante por múltiples razones, como verás.La noticia dice "Si duermen separados por menos de 2,5 centímetros…

4 chungos y 1 tal vez

Como ya sabes (y si no, ya te puedes ir poniendo al día aquí), el AMQP y yo (además de un-angel y su EDSC; además de otros dos millones y medio de telespectadores) estamos enganchados a Casados a primera vista.

Pues bien, a falta de una semana para terminar y que de ayer no pudiésemos ver lo que paso, hoy te ofrezco un análisis riguroso y pormenorizado, estrictamente objetivo y científico, sobre las 5 parejas del programa. O no... 

¡Con puntuaciones incluidas!

Mónica y Pedro (los viejunos)

Físico: 7 + 3 = 10 puntos.
- Mónica es medianamente guapilla (sobre todo considerando su edad porque ésta es la pareja más mayor del programa), vale. Pero que alguien me explique cómo siendo de Lugo tiene ese moreno de piel. Ahí hay gato encerrado o cada vez que se da rayos UVA se dispara el consumo de energía en España... Nota: 7.
- Pedro es como un besugo y tiene pinta de ser muy fofo, aunque juegue al pádel. Está viejuno. ¡Es viejuno! Da grimilla. Muy poco follable. Nota: 3.

Carácter: 0 + 2 = 2 pun…

Acorralado

Seguro que te estás preguntando qué fue del estreno de la camisa rosa. Seguro, que nos conocemos. Sobre eso venía a escribir ahora pero... 
Pero hay una noticia de última hora.
¡Una serie de sucesos paranormales se han adueñado de mi casa este fin de semana!
Como lo lees, Maríaeduvigis.
Era de esperar, la verdad. Con lo mucho que le gusta al AMQP el Cuarto Milenio ese era cuestión de tiempo que los espíritus del más allá vinieran a manifestarse aquí. ¡Con lo bien que se manifiesta uno en la Puerta del Sol, leche! Pues no, porque al AMQP le pirra dejar la tele puesta para dormirse con Cuarto Milenio de fondo. A mí, como que me repele ver la tele en la cama y menos dormir con la tele puesta. Pero la semana tiene siete días, así que toca ceder algunos días, que otros ya cede él. Así que mientras el AMQP duerme plácidamente y ronca como un dinosaurio, uno, que querría estar dormido, escucha de fondo cómo convocan a los demonios, fantasmas y demás fauna de otros mundos.

Tanto ver Embrujadas que…