Ir al contenido principal

A falta de polvo, ¡polvorón!



Es una verdad universalmente conocida que los domingos pueden venir llenos de deliciosas promesas de momentos de paz, sosiego y tranquilidad, tan necesarias para el alma. Un despertar ideal para escuchar el trino cantarín de los pájaros mientras el Sol entra por la ventana (¡Marisol forever) y calienta paulatinamente los pies en la cama. Crean un ambiente igualmente propicio para iniciar el día a un ritmo pausado, dulce y mimoso. Además, para los más afortunados (esa mala gente que no comparte el secreto de su éxito con el resto de la humanidad, tan necesitada), también incluye oportunidades para cómplices y juguetonas escaramuzas en la cama, sin prisa, con todo el día por delante.


Improbable pero posible amanecer

Mi domingo de la semana pasada ni fue tan pastoril, ni romántico ni tuvo tintes romático-austenianos. Vino con niebla, sin Sol; sin escaramuza amorosa (so lelo, eso te pasa por no haber querido aprovecharte de la debilidad de un amiguete). Nada de amanecer bucólico, en estado zombi, algo perrete y lamentando no haber tomado una cerveza más, ya fuese para olvidar o para traicionar a la conciencia. Un estado calamitoso, vamos (no hay testimonio gráfico, se sienteeeee).

Es lo que tienen dos noches casi sin dormir a estas edades, que dejan huella. Mucha huella si uno es diurno y acostarse tarde no implica despertarse más allá de las 8 o de las 9.

Aún remoloneando, el día salió adelante y todo estuvo preparado para “La fiesta del polvorón”.

Que nadie malpiense; no hay connotación erótico-festiva alguna (igual había que pensar en hacer una que sí lo tuviera). Se trata de una mera excusa inventada este mismo año para vernos media familia, liando a mi sobrina para que invitase a polvorones y celebrar las notazas que está sacando. Ella ponía los polvorones; yo casa, cafés y tés (y unos sobaos pasiegos que hice el sábado -más de una hora haciendo moldes de papel, también- y que triunfaron); el resto ganas de charla y pasarlo bien.


Había doce sobaos, pero uno se precipitó por la rendija del horno y el otro...

Todo para culminar con una timba de Monopoly salvaje. No pienses (en general; ni cosas raras en particular); únicamente se trata de multiplicar por 10 todo lo que hay que pagar (se facilitaba calculadora para las víctimas de la LOGSE), para que acabe rápido. 


El Monopoly de mis sobrinas es más convecional, por eso no gano

¡Inmejorable preludio de la semana cumpleañera!

Comentarios

  1. Así que se acerca tu cumpleaños eh? Menudo día familiar no? Sois muchos? En mi familia somos el ciento y la madre porque aunque soy hijo único mi madre es la segunda de cinco y mi padre era el último de diez pero nos vemos muy poco porque estamos todos esparcidos. Un día me vas a tener que invitar a sobaos.

    Besos, capitán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi familia somos pocos y, por suerte, con una relación cercana entre casi todos (a pesar de la distancia física con alguno). A mi me ha tocado ser hijo y nieto pequeño; vamos, el mimado de la familia.

      El cumpleaños fue el viernes pasado (voy desfasado casi una semana en la actualización del blog). Te sobo, digooooo, te invito a un sobao (o dos; incluso a tres) cuando quieras. Para acompañar me pido un té con leche.

      Eliminar
    2. Vaya, pues te felicito aunque llegue un poco tarde jajajaja. Y en cuanto a los sobaos lo mismo te digo, cuando te venga bien me dices.

      Eliminar
    3. El día de los sobaos te dejo que me tires de las orejas :-)

      Cuando el enfermo esté recuperado y pueda, que lo diga. A mi me viene bien casi cualquier tarde.

      Eliminar
    4. Perfecto, yo los martes y jueves por la tarde tengo clase de francés y luego ensayo, pero el resto de tardes las suelo tener libres.

      Eliminar
  2. Primera vez que te leo, me gusta esa forma tan desenfada con que redactas. Pero me imagine otra cosa con eso del polvo y del polvoron...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, aristio! Esperemos que sea la primera vez de muchas otras.

      Pienso que es bueno tener imaginación (juguetona o no). Para los demás, al menos es una señal de una mente activa. Para uno mismo, imaginar permite valorar lo que se tiene (guste o no esa valoración) soñar y, a veces, alcanzar realidades futuras. Tal vez la imaginación sea el inicio de cualquier mejora.

      Por cierto, ¿qué habías imaginado?

      Eliminar
    2. Pues en Perú polvo esta referido al acto sexual, asi que me imaginé el polvorón ......

      Eliminar
    3. ¡En España también! Eso sí, los aumentativos y derivados de polvo serían polvete, polvazo...

      Los polvorones son un dulce navideño muy típico con muuuucha harina que son mi perdición (entre otras). Si tienes ocasión, pruébalos (y prueba a decir Pamplona mientras comes uno).

      Por cierto, cosa curiosa, polvorón no tiene que ver directamente con polvo, sino con pólvora (RAE dixit).

      Eliminar

Publicar un comentario

¡No te quedes con las ganas, di lo que opinas! ¡Gracias!

Lo que más os ha gustado de MMRyC

Kevin Costner ha vuelto

¿Puede haber algo que dé más miedo que AMQP, también conocido como ViET, eligiendo película? No, ya te digo yo que no; que le gustan las pelis con señores que echan rayos por los ojos. Eso lo dice todo.

El viernes se dio uno de esos momentos en los que el AMQP elige. Como la última peli la elegí yo (aunque pensando en él; ya te lo conté aquí), tocaba ceder. ¡Qué remedio! Pero, sorpresa, el Universo se puso de mi lado. Película elegida: La Lego película (no se han quedado calvos de tanto pensar, no). ¡Bien! Me apetecía. ¡Mejor que bien!
Pero hay algo que puede más que las fuerzas del Universo: Cinesa. Porque el plan "cenamos algo ligerito + vamos al cine + vamos a dar una vuelta y tomar algo" pasaba por una combinación de las dimensiones espacio y tiempo que sólo se produciría si el cine era el Proyecciones, de la mencionada Cinesa. Y Cinesa no estaba por la labor de colaborar. Hete aquí que el Proyecciones no tenía sesión de 22:00 de Lego, porque la consideran…

Los desapercibidos

- Haddoquín, sabes que ha sido Eurovisión, ¿verdad?
- Sí, claro. ¡Cómo no lo voy a saber! Los gayses llevamos un microchip con las fechas del eurofestival de aquí al año 2080 programadas. De hecho, también sabemos de antemano quien va a ganar. La más puta, la más divina, la más guarrilla, la más gritona, la más barbuda... (¿Alguna vez ha ganado un machote hetero?) Pero nos lo callamos. Porque somos parte de una conspiración marimasónica destinada a controlar el mundo... Ains, ya se me ha escapado el secreto. Cachis...
- Oh, cuánta sabiduría acumulas en tu cuerpo, que también acumula cada vez más kilos... ¿Y cómo así no has dicho nada de Eurovisión?
- Porque apenas lo vi. Fuimos a Villa-vicio-osa a ver una estupendísima Yerma, de Federico García Lorca (alumno de la ESO: es teatro, no cine, por eso no se escuchaba el Dolby Surround), en la que una amiga interpretaba muy bien a la vieja. Cuando acabó, ya tomando algo en una terraza, sí vimos algo. Como estaba de espaldas a la pantalla, …

Amor propio: 2%

Hace unos días, estando de vacaciones (síiiii, vacacioooones; ains ¡qué pronto se acaban!) me crucé con esta noticia sobre la felicidad y las formas de dormir en pareja.
Que dirás tú, a mí esto me suena... Pues sí; para variar, marilista, no te falta razón porque desgayficando ya comentó algo relacionado hace unos días, señalando los problemas potenciales (y tristemente reales con demasiada frecuencia) de dormir juntos: Que sí falta de espacio (asunto especialmente problemático para sacos de pulgas y hombres con extremidades de gran en-verga-dura).Que sí los ruidos de la noche, léase las serenatas de ronquidos del partenaire. Y eso sin entrar en los ruidos sobrevenidos tipo: despertador, radio, música, alarmas y notificaciones del móvil, chupar/morder (particularmente caramelos), etc.Las formas de domir, que es aquí donde la profunda investigación llevada a cabo se torna interesante por múltiples razones, como verás.La noticia dice "Si duermen separados por menos de 2,5 centímetros…

4 chungos y 1 tal vez

Como ya sabes (y si no, ya te puedes ir poniendo al día aquí), el AMQP y yo (además de un-angel y su EDSC; además de otros dos millones y medio de telespectadores) estamos enganchados a Casados a primera vista.

Pues bien, a falta de una semana para terminar y que de ayer no pudiésemos ver lo que paso, hoy te ofrezco un análisis riguroso y pormenorizado, estrictamente objetivo y científico, sobre las 5 parejas del programa. O no... 

¡Con puntuaciones incluidas!

Mónica y Pedro (los viejunos)

Físico: 7 + 3 = 10 puntos.
- Mónica es medianamente guapilla (sobre todo considerando su edad porque ésta es la pareja más mayor del programa), vale. Pero que alguien me explique cómo siendo de Lugo tiene ese moreno de piel. Ahí hay gato encerrado o cada vez que se da rayos UVA se dispara el consumo de energía en España... Nota: 7.
- Pedro es como un besugo y tiene pinta de ser muy fofo, aunque juegue al pádel. Está viejuno. ¡Es viejuno! Da grimilla. Muy poco follable. Nota: 3.

Carácter: 0 + 2 = 2 pun…

Acorralado

Seguro que te estás preguntando qué fue del estreno de la camisa rosa. Seguro, que nos conocemos. Sobre eso venía a escribir ahora pero... 
Pero hay una noticia de última hora.
¡Una serie de sucesos paranormales se han adueñado de mi casa este fin de semana!
Como lo lees, Maríaeduvigis.
Era de esperar, la verdad. Con lo mucho que le gusta al AMQP el Cuarto Milenio ese era cuestión de tiempo que los espíritus del más allá vinieran a manifestarse aquí. ¡Con lo bien que se manifiesta uno en la Puerta del Sol, leche! Pues no, porque al AMQP le pirra dejar la tele puesta para dormirse con Cuarto Milenio de fondo. A mí, como que me repele ver la tele en la cama y menos dormir con la tele puesta. Pero la semana tiene siete días, así que toca ceder algunos días, que otros ya cede él. Así que mientras el AMQP duerme plácidamente y ronca como un dinosaurio, uno, que querría estar dormido, escucha de fondo cómo convocan a los demonios, fantasmas y demás fauna de otros mundos.

Tanto ver Embrujadas que…