Ir al contenido principal

Basado en hechos reales

¡Cuatro meses!

Hoy se cumplen precisamente cuatro meses desde la primera vez que vi al AMQP (Algo Más Que Pretendiente; alias ViET).

Que no son nada en el tiempo infinito del espacio sideral; ya, lo sé. ¡Pero para mi son tanto que ni te lo imaginas!

Lector, si por un casual eres ViET,  aquí tienes algo que ya sabes; pero también encontrarás cosas que sólo sospechas cuando me limito a mirarte o cuando me pierdo dando vueltas para decir algo que me cueste sacar a la luz; también leerás algunas otras cosas que ni te figuras que pasan por mi mente en algún momento de silencio (sí, has leído bien: de silencio) y que, de algún modo u otro, algunas veces te voy diciendo cuando comparto un pedacito de mi vida contigo.

Hechos reales
Hechos reales, como un telefilm de domingo


Lector, si no eres el AMQP, que es lo más probable, toma lo que sigue como lo que es. Hoy es el yo que guardo más dentro de mí el que se manifiesta, si bien parcialmente. Hoy no habrá exageraciones, ni ficciones. Como si estuviéramos viendo una peli de sobremesa de domigo, esta historia está complemente "basada en hechos reales".

* * * * * * * * * *

Recuerdo la mañana de domingo que nos conocimos. Los dos sabemos dónde fuimos, qué tomamos. Por cierto, hace tiempo que no volvemos y te recuerdo que tenemos una cena pendiente desde ni sé sabe cuando.

Tú en la ventana
En una de las mesas de la derecha


Llevábamos unos pocos días hablándonos; no recuerdo quién comenzó a charlar con el otro. Dices que fui yo. Puede ser. Lo cierto es que, por algún motivo, alguna palabra que dijiste, la frase de tu perfil (ains, internet), vete tú a saber, me caíste bien y me diste una buena sensación, indefinida, para que nos viéramos (¿quién lo propuso?).

Ese día, como otros, no supe qué pensar de ti. Y menos aún qué pensaste tú de mí. No fue la última vez que me ha sucedido eso de no saber qué piensas de mí. ¿Será algo que sucede siempre?

También recuerdo la vez que mejor te he escuchado cantar Stars. Un viernes, llorando mientras te grababa en un bar. Poco más de seis metros pero un abismo de incomunicación entre nosotros. Una semana después, una llamada que pudo haber sido la última, a deshoras, casi demasiado tarde y también me acordaba de Stars. El día siguiente era 18 de enero.

Bar de los Musicales
¿Te suena de algo?
En estos cuatro meses me noto algo distinto. En parte, parte grande, es por ti. Hemos compartido cines, teatros, conciertos, cafés, bares, dulces, comidas, cenas, más desayunos, chocolates, paseos y descansos. Risas, ideas, alegrías, proyectos, ilusiones. También decepciones, temores, llantos. Algunos han sido momentos cotidianos; otros, muy especiales.

También hemos descabezado un oso de chocolate e indultamos a otro que espera paciente su turno. Con su corazón rojo al cuello. Tal vez en algún momento aparezca en mi llavero. Y ahí se quedará ese corazón mientras esto dure.

Lindt
Oso de chocolate a la espera de su destino final

También he aprendido a no caer rodando a tu lado de la cama (que realmente es mi lado, pero soy bueno y te lo cedo). Y a dejarme caer para soplarte en la oreja, darte un beso, un abrazo o para buscarte o acosarte. Y lo fundamental, para que no pongas los subtítulos para sordos.

Sólo cuatro meses y ya hemos hecho un viaje. Para descubrir que los toros de Guisando no están en Guisando, sino en El Tiemblo (que habrá que ir a verlos). Pero ese viaje por esa carreterita desde Candeleda, inigualable, mereció la pena. Como la cena romántica en la cabaña., los paseos matinales y esas lecturas que no llegaban ni a diez segundos antes de caer inconsciente sobre tu hombro.

Ahora, el próximo destino me toca elegirlo a mi (y también toca ahorrar, por culpa de la caldera). Ya sabes que Londres espera. Les Mis, también. Al musical invitas tú.

Londres
Próximo destino: Londres

Hoy no estás aquí conmigo, sino de viaje. Y mientras protestas porque apenas has comido una sopa de tomate y un trozo de pollo en todo el día, te hago rabiar, me acuerdo de ti y, desde aquí, te digo que te quiero un poquito.

Pero sólo un poquito. Porque mañana igual te quiero más o igual te quiero menos o igual eres tú el que me quiere más o me quiere menos; quien sabe qué sucederá, ya acepto que no se puede saber. Lo que sí sé es que, después de estos cuatro meses, me alegro de que compartas pedacitos de mi vida. Cada vez más.

Comentarios

  1. A mí me escriben eso y vamos, sería capaz de casi todo.

    ¡Que duréis mucho!

    ResponderEliminar
  2. Ufff casi me ha dado un poco de apuro leerlo y todo, me ha parecido algo muy bonito y muy personal, gracias por compartirlo y ojalá siga todo así de bien.
    AMQP menuda joyita que te llevas ;-)

    ResponderEliminar
  3. Es algo muy personal, cierto; lo que sentía ayer (y siento hoy), pensando en el AMQP. Está de viaje fuera y le echo de menos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Sielos!

    Ella se llama Haddoquin y está enamorada (Ralph König)

    ResponderEliminar
  5. Sólo si hacen adaptación cinematográfica. Ains... ¿y es grave?

    ResponderEliminar
  6. Que bonito todo..¿o será que en estos dias del mes estoy super-sensible? :p
    Me voy a poner budista y tal y dire q en estos casos hay que concentrarse en disfrutar el momento sin pensar en el mañana,que puede ser mejor o puede ser peor, pero el instante real es el presente y es el unico q en definitiva importa.
    Que emocion descubrir la ternura de ese corazoncito de marino curtido,capitan,no me veia en una como esta desde "Los puentes de Madison" :'(

    ResponderEliminar
  7. Donde las dan, las toman, ¿no? ¡Cuánto rencor! :p

    Sí, a quedarse con el presente, que es lo único cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...que es todo bromas, ya lo sabes, no?

      Eliminar
    2. ¡Claro, un-angel!

      Bueno, no todo es broma: Los puentes de Madison son algo muuuu serio. :p

      Eliminar
  8. ¡Que viva el amor!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!111111

    ResponderEliminar
  9. Ains, sí, eso parece. Y estoy cada día más contento. Ains.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡No te quedes con las ganas, di lo que opinas! ¡Gracias!

Lo que más os ha gustado de MMRyC

Kevin Costner ha vuelto

¿Puede haber algo que dé más miedo que AMQP, también conocido como ViET, eligiendo película? No, ya te digo yo que no; que le gustan las pelis con señores que echan rayos por los ojos. Eso lo dice todo.

El viernes se dio uno de esos momentos en los que el AMQP elige. Como la última peli la elegí yo (aunque pensando en él; ya te lo conté aquí), tocaba ceder. ¡Qué remedio! Pero, sorpresa, el Universo se puso de mi lado. Película elegida: La Lego película (no se han quedado calvos de tanto pensar, no). ¡Bien! Me apetecía. ¡Mejor que bien!
Pero hay algo que puede más que las fuerzas del Universo: Cinesa. Porque el plan "cenamos algo ligerito + vamos al cine + vamos a dar una vuelta y tomar algo" pasaba por una combinación de las dimensiones espacio y tiempo que sólo se produciría si el cine era el Proyecciones, de la mencionada Cinesa. Y Cinesa no estaba por la labor de colaborar. Hete aquí que el Proyecciones no tenía sesión de 22:00 de Lego, porque la consideran…

Los desapercibidos

- Haddoquín, sabes que ha sido Eurovisión, ¿verdad?
- Sí, claro. ¡Cómo no lo voy a saber! Los gayses llevamos un microchip con las fechas del eurofestival de aquí al año 2080 programadas. De hecho, también sabemos de antemano quien va a ganar. La más puta, la más divina, la más guarrilla, la más gritona, la más barbuda... (¿Alguna vez ha ganado un machote hetero?) Pero nos lo callamos. Porque somos parte de una conspiración marimasónica destinada a controlar el mundo... Ains, ya se me ha escapado el secreto. Cachis...
- Oh, cuánta sabiduría acumulas en tu cuerpo, que también acumula cada vez más kilos... ¿Y cómo así no has dicho nada de Eurovisión?
- Porque apenas lo vi. Fuimos a Villa-vicio-osa a ver una estupendísima Yerma, de Federico García Lorca (alumno de la ESO: es teatro, no cine, por eso no se escuchaba el Dolby Surround), en la que una amiga interpretaba muy bien a la vieja. Cuando acabó, ya tomando algo en una terraza, sí vimos algo. Como estaba de espaldas a la pantalla, …

Amor propio: 2%

Hace unos días, estando de vacaciones (síiiii, vacacioooones; ains ¡qué pronto se acaban!) me crucé con esta noticia sobre la felicidad y las formas de dormir en pareja.
Que dirás tú, a mí esto me suena... Pues sí; para variar, marilista, no te falta razón porque desgayficando ya comentó algo relacionado hace unos días, señalando los problemas potenciales (y tristemente reales con demasiada frecuencia) de dormir juntos: Que sí falta de espacio (asunto especialmente problemático para sacos de pulgas y hombres con extremidades de gran en-verga-dura).Que sí los ruidos de la noche, léase las serenatas de ronquidos del partenaire. Y eso sin entrar en los ruidos sobrevenidos tipo: despertador, radio, música, alarmas y notificaciones del móvil, chupar/morder (particularmente caramelos), etc.Las formas de domir, que es aquí donde la profunda investigación llevada a cabo se torna interesante por múltiples razones, como verás.La noticia dice "Si duermen separados por menos de 2,5 centímetros…

4 chungos y 1 tal vez

Como ya sabes (y si no, ya te puedes ir poniendo al día aquí), el AMQP y yo (además de un-angel y su EDSC; además de otros dos millones y medio de telespectadores) estamos enganchados a Casados a primera vista.

Pues bien, a falta de una semana para terminar y que de ayer no pudiésemos ver lo que paso, hoy te ofrezco un análisis riguroso y pormenorizado, estrictamente objetivo y científico, sobre las 5 parejas del programa. O no... 

¡Con puntuaciones incluidas!

Mónica y Pedro (los viejunos)

Físico: 7 + 3 = 10 puntos.
- Mónica es medianamente guapilla (sobre todo considerando su edad porque ésta es la pareja más mayor del programa), vale. Pero que alguien me explique cómo siendo de Lugo tiene ese moreno de piel. Ahí hay gato encerrado o cada vez que se da rayos UVA se dispara el consumo de energía en España... Nota: 7.
- Pedro es como un besugo y tiene pinta de ser muy fofo, aunque juegue al pádel. Está viejuno. ¡Es viejuno! Da grimilla. Muy poco follable. Nota: 3.

Carácter: 0 + 2 = 2 pun…

Acorralado

Seguro que te estás preguntando qué fue del estreno de la camisa rosa. Seguro, que nos conocemos. Sobre eso venía a escribir ahora pero... 
Pero hay una noticia de última hora.
¡Una serie de sucesos paranormales se han adueñado de mi casa este fin de semana!
Como lo lees, Maríaeduvigis.
Era de esperar, la verdad. Con lo mucho que le gusta al AMQP el Cuarto Milenio ese era cuestión de tiempo que los espíritus del más allá vinieran a manifestarse aquí. ¡Con lo bien que se manifiesta uno en la Puerta del Sol, leche! Pues no, porque al AMQP le pirra dejar la tele puesta para dormirse con Cuarto Milenio de fondo. A mí, como que me repele ver la tele en la cama y menos dormir con la tele puesta. Pero la semana tiene siete días, así que toca ceder algunos días, que otros ya cede él. Así que mientras el AMQP duerme plácidamente y ronca como un dinosaurio, uno, que querría estar dormido, escucha de fondo cómo convocan a los demonios, fantasmas y demás fauna de otros mundos.

Tanto ver Embrujadas que…