Ir al contenido principal

La reina del verano


Como decíamos ayer (uy, me siento como Fray Luis de León), ha habido una lectura veraniega destacada sobre las demás.

Y ha habido lecturas muy buenas.

Como una con las que comencé el verano. Rudin, de Iván Turguénev (1857), una joyita de Alba (ains, imperdonables algunos errores tipográficos de edición, señores de Alba, por muy Alba minus que sea; que mira que tienen cuidado y gusto con lo que editan). Una breve novela de interiores, algo bisoña, pero encantadora. Literatura del siglo XIX, señores.

Turguenev
Hola, Rudin
Otra maravilla ha sido Pandora, de Henry James (1884), editado por la infalible Impedimenta (puedes leer el primer capítulo, si quieres; te recomiendo que leas el primero y el resto). ¿Alguna vez escribió mal este hombre? No. Henry James es Henry James y punto y final. Y en Pandora es Henry James en estado puro.

Henry James
Enigmática portada la de Pandora
En esta novelita, el bueno de Henry nos muestra a Pandora, una trepa de tomo y lomo y a Otto Vogelstein, un conde alemán un poco simple al que mandan de diplomático a Estados Unidos. Coinciden en un barco y ¿qué va a pasar? Pues sí, que el barco es como el Pacific Princess de Vacaciones en el mar y surge el amor... y pasan más cosas que no te voy a adelantar, porque Otto tiene a una amiga un poco bruja... chist. ¡Chitón!

Amor y lujo
Pandora es la de la derecha y Otto el del bigote...
Pero, sin duda alguna, la reina del verano ha sido toda una sorpresa. Ha sido ella: Harriet.

Harriet (1934) es la novela más conocida de Elizabeth Jenkins. En español la ha publicado Alba (que no me da comisión -ya me gustaría-; por cierto, si vas al enlace, no leas la reseña porque destripa el libro más de la cuenta), en su colección Rara avis, con lo que el precio es un palo.


¿Quién es Elizabeth Jenkins? te preguntarás.

A mí, tengo que reconocerlo, las Elizabeth se me mezclan unas con otras y me hago un poco de lío. Que si Elizabeth Jenkins, Elizabeth Gaskell, Elizabeth Taylor... pero no es para menos: Elizabeth Gaskell escribió Cranford, en el que una de las protagonistas es la inolvidable Matilda ¡Jenkins! La mezcla de Elizabeths es tal que una noche llegué a soñar con Elizabeth Gaskell, pero para mí que era Elizabeth Taylor... o igual soñaba con la verdadera Elizabeth Gaskell, con el subconsciente puesto en alguna tórrida imagen de Norte y Sur. Ains, ese Patrick Swayze. Ainsssss ese James Read...

James Read
Norte y Sur es la novela más conocida de Elizabeth Gaskell

En fin, que me despisto...

Elizabeth Gaskell Taylor Jenkins merece pasar a la posteridad por algunos hechos.

Primero, por escribir en 1938 una biografía de Jane Austen y, dos años después, ser una de las fundadoras de la Jane Austen Society que recuperó a mi Jane Austen del olvido. Por lo dudabas, a mí es decirme Jane Austen y embelesarme, sí. Ponme delante un libro de Jane Austen y pierdo la voluntad. Cada cierto tiempo tengo que releer a Jane Austen para congraciarme con el ser humano. En especial, me derrito con Sentido y Sensibilidad. Con el libro. Con la película. Con la banda sonora.

Segundo, por haber logrado escribir y publicar Harriet. Por lo visto, a Elizabeth Jenkins le costaba todo lo del mundo dar el visto bueno a lo que escribía, por minuciosa y concienzuda. De ahí que no fuera una escritora muy prolífica, pese a vivir casi 105 añitos. Así que el hecho de que Harriet viese la luz es toda una hazaña.

Señoras y señores, Harriet es un novelón redondo. De principio a fin, lo mires por donde lo mires. El estilo es impecable. Más cuidado y preciso no puede ser. Lo que no quiere decir pedante, ni cursi. Porque no lo es, al contrario, es aparentemente sencillo. Pausado, pero sin perder el ritmo.

Elizabeth Jenkins
La portada no dice gran cosa, lo bueno está dentro

La trama resulta perfecta. Muy entretenida no, lo siguiente. Con mensaje, por si fuera poco. Una historia tremenda, digna de película de sobremesa de Antena 3. No en vano, Harriet está más que basada en hechos reales. Y los hechos son tela marinera... terror victoriano.

Sin ánimo de destripar demasiado, a medida que avanza la novela vas viendo cómo pasan cosas como sin importancia, detalles que revelan y anuncian algo terrible. Piensas que no puede ser, que algo pasará, que no puedes estar leyendo lo que estás leyendo. Pues sí. Lo curioso, además, es que comparas a los malos entre sí, y Elizabeth Jenkins te lleva, como quiere y cuando quiere, a justificar a algunos malos frente a otros. Lo mismo que los malos manipulan a Harriet a su antojo, Elizabeth Jenkins te manipula y te lleva donde quiere.

La trama psicológica es impecable. Los motivos que mueven a las parejas de hermanos Louis-Patrick, Elizabeth-Alice a la crueldad se van presentando en sus diversas formas a medida que avanza la novela y, al final, no sabes quién es más cruel.

No desvelaré si los buenos logran ganar a los malos o qué pasa con el final; es algo que tendrás que descubrir tú mismo cuando la leas. Porque Harriet es una novela tal vez no demasiado conocida. Porque a Elizabeth Jenkins no se la conoce demasiado en España. Pero no te defraudarán.

100% Recomendable.

Comentarios

  1. Los has pintado muy bien a los tres aunque si tuviera que comenzar con alguno lo haría con Harriet y su hijoputismo victoriano. Y no sé por qué pero me imagino a Harriet como Keira Knightley.

    Abrazotes, capitán leñador.

    ResponderEliminar
  2. Ufff que buena pinta ese de Harriet no? Ahora que con lo de el precio es un palo ya lo has dicho todo ;-)

    ResponderEliminar
  3. Como Keira... no sé si pega... igual más Emma Thompson... Hijoputismo victoriano, sagerao. De las tres, Harriet es la que es más novela.

    Muy buena pinta. Desgay, para eso está el préstamo (con devolución) ;-)

    ResponderEliminar
  4. Todos suenan muy interesantes, habra que hacerte caso en las sugerencias y buscar alguno de los textos para las proximas vacaciones (yo las espero tener en febrero).

    Abrazos H.

    ResponderEliminar
  5. ...mmmm la de la Pandora trepadora a bordo del barco del amor me ha llamado muchísimo la atención...
    Y la de Harriet todavía más, aunque lo de "rara avis" sugiere que no va a ser sencilla de encontrar para un muchacho de provincias ni aún cuando esté dispuesto a pagar el palo-precio. Ya sé que te dije que no soy muy fan de la literatura del siglo XIX salvo excepciones, pero el terror victoriano me pone un montón. Y como lo vendes tan bien, se me han puesto los dientes largos, ufff...
    Ay Dios, y estás leyendo al Connolly, espero que mis críticas entusiastas no hayan tenido nada que ver en ello porque visto el nivel literario en el que te mueves me temo que no te va a gustar un pelo...
    Abrazos y buen inminente fin-de, capitán.

    ResponderEliminar
  6. aristio, ¡hasta febrero! Ozú, no te queda poco... Ainssss, ¿ni un respiro navideño?

    Pandora es muy recomendable. Ojo, a quien no le guste Henry James, que se abstenga.

    Terror victoriano, dientes largos... se acerca Halloween, está claro.

    un-ángel, sí, has tenido que ver. Tanto leerte de Connolly acaba teniendo efecto. Mis gustos literarios son eclécticos, tranquilo. Los novelones del siglo XIX me gustan, a la literatura contemporánea también le hago un hueco, las novelas de entretenimiento fácil también me van, los libros de señoras y novelas humorísticas también, algo policiaco suave siempre viene bien... ¡de todo! No temas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡No te quedes con las ganas, di lo que opinas! ¡Gracias!

Lo que más os ha gustado de MMRyC

Kevin Costner ha vuelto

¿Puede haber algo que dé más miedo que AMQP, también conocido como ViET, eligiendo película? No, ya te digo yo que no; que le gustan las pelis con señores que echan rayos por los ojos. Eso lo dice todo.

El viernes se dio uno de esos momentos en los que el AMQP elige. Como la última peli la elegí yo (aunque pensando en él; ya te lo conté aquí), tocaba ceder. ¡Qué remedio! Pero, sorpresa, el Universo se puso de mi lado. Película elegida: La Lego película (no se han quedado calvos de tanto pensar, no). ¡Bien! Me apetecía. ¡Mejor que bien!
Pero hay algo que puede más que las fuerzas del Universo: Cinesa. Porque el plan "cenamos algo ligerito + vamos al cine + vamos a dar una vuelta y tomar algo" pasaba por una combinación de las dimensiones espacio y tiempo que sólo se produciría si el cine era el Proyecciones, de la mencionada Cinesa. Y Cinesa no estaba por la labor de colaborar. Hete aquí que el Proyecciones no tenía sesión de 22:00 de Lego, porque la consideran…

Los desapercibidos

- Haddoquín, sabes que ha sido Eurovisión, ¿verdad?
- Sí, claro. ¡Cómo no lo voy a saber! Los gayses llevamos un microchip con las fechas del eurofestival de aquí al año 2080 programadas. De hecho, también sabemos de antemano quien va a ganar. La más puta, la más divina, la más guarrilla, la más gritona, la más barbuda... (¿Alguna vez ha ganado un machote hetero?) Pero nos lo callamos. Porque somos parte de una conspiración marimasónica destinada a controlar el mundo... Ains, ya se me ha escapado el secreto. Cachis...
- Oh, cuánta sabiduría acumulas en tu cuerpo, que también acumula cada vez más kilos... ¿Y cómo así no has dicho nada de Eurovisión?
- Porque apenas lo vi. Fuimos a Villa-vicio-osa a ver una estupendísima Yerma, de Federico García Lorca (alumno de la ESO: es teatro, no cine, por eso no se escuchaba el Dolby Surround), en la que una amiga interpretaba muy bien a la vieja. Cuando acabó, ya tomando algo en una terraza, sí vimos algo. Como estaba de espaldas a la pantalla, …

Amor propio: 2%

Hace unos días, estando de vacaciones (síiiii, vacacioooones; ains ¡qué pronto se acaban!) me crucé con esta noticia sobre la felicidad y las formas de dormir en pareja.
Que dirás tú, a mí esto me suena... Pues sí; para variar, marilista, no te falta razón porque desgayficando ya comentó algo relacionado hace unos días, señalando los problemas potenciales (y tristemente reales con demasiada frecuencia) de dormir juntos: Que sí falta de espacio (asunto especialmente problemático para sacos de pulgas y hombres con extremidades de gran en-verga-dura).Que sí los ruidos de la noche, léase las serenatas de ronquidos del partenaire. Y eso sin entrar en los ruidos sobrevenidos tipo: despertador, radio, música, alarmas y notificaciones del móvil, chupar/morder (particularmente caramelos), etc.Las formas de domir, que es aquí donde la profunda investigación llevada a cabo se torna interesante por múltiples razones, como verás.La noticia dice "Si duermen separados por menos de 2,5 centímetros…

4 chungos y 1 tal vez

Como ya sabes (y si no, ya te puedes ir poniendo al día aquí), el AMQP y yo (además de un-angel y su EDSC; además de otros dos millones y medio de telespectadores) estamos enganchados a Casados a primera vista.

Pues bien, a falta de una semana para terminar y que de ayer no pudiésemos ver lo que paso, hoy te ofrezco un análisis riguroso y pormenorizado, estrictamente objetivo y científico, sobre las 5 parejas del programa. O no... 

¡Con puntuaciones incluidas!

Mónica y Pedro (los viejunos)

Físico: 7 + 3 = 10 puntos.
- Mónica es medianamente guapilla (sobre todo considerando su edad porque ésta es la pareja más mayor del programa), vale. Pero que alguien me explique cómo siendo de Lugo tiene ese moreno de piel. Ahí hay gato encerrado o cada vez que se da rayos UVA se dispara el consumo de energía en España... Nota: 7.
- Pedro es como un besugo y tiene pinta de ser muy fofo, aunque juegue al pádel. Está viejuno. ¡Es viejuno! Da grimilla. Muy poco follable. Nota: 3.

Carácter: 0 + 2 = 2 pun…

Acorralado

Seguro que te estás preguntando qué fue del estreno de la camisa rosa. Seguro, que nos conocemos. Sobre eso venía a escribir ahora pero... 
Pero hay una noticia de última hora.
¡Una serie de sucesos paranormales se han adueñado de mi casa este fin de semana!
Como lo lees, Maríaeduvigis.
Era de esperar, la verdad. Con lo mucho que le gusta al AMQP el Cuarto Milenio ese era cuestión de tiempo que los espíritus del más allá vinieran a manifestarse aquí. ¡Con lo bien que se manifiesta uno en la Puerta del Sol, leche! Pues no, porque al AMQP le pirra dejar la tele puesta para dormirse con Cuarto Milenio de fondo. A mí, como que me repele ver la tele en la cama y menos dormir con la tele puesta. Pero la semana tiene siete días, así que toca ceder algunos días, que otros ya cede él. Así que mientras el AMQP duerme plácidamente y ronca como un dinosaurio, uno, que querría estar dormido, escucha de fondo cómo convocan a los demonios, fantasmas y demás fauna de otros mundos.

Tanto ver Embrujadas que…