Subscribe

28 de mayo de 2014

Como Schwarzenagger

- Me veo como Schwarzenagger, igualito. Gemelos -dice Haddoquín con el gesto preocupado.

- Haddoquín, ¿estás bien? Que tú, músculos,desde que dejaste la piscina... los justitos... -comenta ácidamente el lector que me conozca o se haga una idea aproximada- ¿No te confundes con Danny de Vitto?

- No, como Arnie.

Musculitos
Arnie, cuando todavía valía algo
 ¿No decía eso de "Volveré" en Terminator? Sí, en esas pelis en las que Sara Connor no para de correr...


Pues lo mismito: he vuelto.

De unas minivacaciones con la seño madre y la hermanísima (o señora marquesa, depende del rato).

Que, oye, eso de poder disfrutar de las ganas que tiene la mamma, ya con una edad provecta (alumno de la ESO, provecta, no proyecta), para ir con dos de los vástagos (al otro no le marginamos, ni se trata de un complot para hacernos con más parte de la herencia; no viene porque no quiere, que sería bien recibido) a conocer mundo y lo bien que lo pasamos juntos, no tiene precio y compensa lo que cada cual deja aquí (a saber: marido-padre, marido-cuñado, AMQP-ViET) y las incomodidades propias de compartir habitación triple (que dice la señora marquesa que así lo pasamos mejor).

Ya llevamos así más de 10 años, con nuestro turismo de paso tranquilo, sin prisa, viendo lo que nos apetece y dejándonos sin ver más de la mitad de lo que las guías marcan como imprescindibles. Que vamos a Sorrento, ¿a quien le interesa Pompeya pudiendo pasar un día en Capri o en Ravello? Que si queremos ver las piedras, ya podremos volver otro rato.

Así que lo nuestro es un ir tranquilos a algún sitio que nos parezca que nos va a a gustar y pasarlo bien. Y si puede ser, de paso, que queden algunas pastelerías u hoteles buenos cerca para tomar té completo y champagne de merienda-cena.

Este año, el destino ha sido Malta.

Los del famoso 12-1 de la selección de fúrbol (no se dice fútbol, ni fúlbol, ni fúbol).

¿Que qué puedes ver en Malta? Te dejo mis Top 8.

1. El centro de La Valeta, con sus triq (calles) llegas de edificios monumentales, algunas de las cuales tienen unas cuestas hacia el mar de vértigo. Porque La Valeta está plagada de cuestas; de hecho, Lord Byron (que mira que recorrió mundo) despotricaba de las escaleras de La Valeta.

San Pablo
Eso no es la Concatedral; es la iglesia anglicana de San Pablo
Old Bakery Street
¿San Francisco? No, Old bakery St. en La Valeta

2. La Concatedral de San Juan (Gwan, en maltés). Mira que es sosa por fuera, pero es una pasada por dentro. Con dos sorpresas de Caravaggio: un San Jerónimo y, sobre todo, La decapitación de San Juan, pintada por Caravaggio en Malta, expresamente para el Oratorio, mientras hacía el cursillo de caballero de la orden de San Juan, antes de que le expulsasen por ser un broncas. ¡Pedazo cuadro!

Malta
San Gwan
La decapitación de San Juan
La decapitación de San Juan, de Caravaggio. Una bestialidad de cuadro
3. La ciudad de Mdina, que llaman bucólicamente la Ciudad del silencio. Es decir, la antigua capital de la isla. Muy bonita,  un poco parque temático: entre las artesanías de cristal y los caballeros de la orden... pero muy bonita. Vamos, que merece la pena pasar al menos medio día callejeando por allí y viendo palacios. Ahhh, Juan Carlos y Sofía tienen allí una residencia oficial, para cuando van de visita. Cuando vayan, que no sé cuando irán.

Malta
Mdina - Rabat
Si has visto Juego de Tronos, igual te suena algo, porque por lo visto se utilizó para algunos rodajes.

4. Los paisajes, que son lo mejor de lo mejor de Malta. Nosotros fuimos a Dingli, por los acantilados.
Malta
Dingli, en la coste oeste
Malta
Atardecer en el acantilado de Dingli, by Haddoquin
 5. Zurieq, donde los acantilados son caprichosos y hacen grutas. Y claro, habiendo grutas, es inevitable llamar a una Gruta azul, como si fuese Capri,  y convertirla en reclamo turístico. Pues allá que fuimos. Y como Haddoquín and Co. no se amilanan ante el tiempo adverso (viento), se subieron a la barquita de rigor. Ahhh, una foto tomada, by la hermanísima, con su móvil. Ya que se olvidó la cámara en Madrid...

Malta
Gruta azul de Malta
Gruta azul, Malta
Haddoquin, un lobo de mar...
6. Marsaxlokk, en la parte sur, con un puerto muy pintoresco (y con un mercado dominguero que según la guía está muy bien y que nosotros evitamos a toda costa yendo un sábado), con los luzzu, que son los barcos de pescadores típicos de allí, muy coloridos y con su ojo de Osiris para proteger contra la mala suerte.

Luzzu
¡Al barco!
Por aquí cerca está la fábrica de Playmobil, que por fuera reproduce el típico castillo de los clicks. Sí, cogimos un autobús que pasaba por un (¿el único?) polígono industrial de Malta? Un sábado por la mañana. Desierto. Lo único que falta era el espino con el viento.

Y cerca también, Marsaskala, en especial, la bahía de Santo Tomás.

7. Xlendi. Que es un pueblo minúsculo de Gozo con una bahía pequeñaja y una playa enana, pero con un agua precioooooosa. Al menos eso nos pareció a nosotros, que llegamos andando y no nos lo esperábamos. Inevitable darse un baño. No hay testimonio gráfico, se siente.

Detalle: el bañador se quedó en el hotel de La Valeta. Pues a bañarse en boxer blanco y tan fresco (que el agua esta helada) Pasó por bañador. ¡Al agua! Luego, sí, con las cosillas al aire...

Malta
Playa y costa de Xlendi
Gozo es la otra isla grande del archipiélago de Malta. Gozo hace honor a su nombre. Es un paraíso de tranquilidad. Ainsssss, aquí me acordé muuucho del AMQP. Le hubiera encantado, se hubiera encaprichado de cualquier casita para vivir tranquilamente, retirado del mundanal ruido. Para quitarse la morriña, nada mejor que un té completo y una copa de champagne en un hotel estupendo en San Lawrence.

8. Dwejra, también en la isla Gozo. Allí está la Ventana azul, un capricho de la erosión de la isla. y allí que bajó Haddoquín, como un aventurero e intrépido explorador...

Gozo, Malta
Dwejra, en Gozo
Gozo, Malta
La ventana, by Haddoquin

En definitiva, mucho visto y mucho más sin ver (por ejemplo, la Laguna azul -sí, todo es azul-, en Comino) en un viaje inolvidable en el que lo hemos pasado de fábula.

Y lo mejor, con ganas de más, ya dentro de un año.

21 de mayo de 2014

Cerrado por vacaciones

Ahhhh, vacaciones...

Si todo va bien y he sabido programar la entrada, cuando salga esto estaré en pleno vuelo.


Con mejor color, más moreno, sin verduzco actual, en unos días, de vuelta.

15 de mayo de 2014

Los desapercibidos

- Haddoquín, sabes que ha sido Eurovisión, ¿verdad?

Guapo
¿Viste Eurovisión, Haddoquín?
- Sí, claro. ¡Cómo no lo voy a saber! Los gayses llevamos un microchip con las fechas del eurofestival de aquí al año 2080 programadas. De hecho, también sabemos de antemano quien va a ganar. La más puta, la más divina, la más guarrilla, la más gritona, la más barbuda... (¿Alguna vez ha ganado un machote hetero?) Pero nos lo callamos. Porque somos parte de una conspiración marimasónica destinada a controlar el mundo... Ains, ya se me ha escapado el secreto. Cachis...

- Oh, cuánta sabiduría acumulas en tu cuerpo, que también acumula cada vez más kilos... ¿Y cómo así no has dicho nada de Eurovisión?

Guapo
Vamos a girar el cuello, Linda Blair
- Porque apenas lo vi. Fuimos a Villa-vicio-osa a ver una estupendísima Yerma, de Federico García Lorca (alumno de la ESO: es teatro, no cine, por eso no se escuchaba el Dolby Surround), en la que una amiga interpretaba muy bien a la vieja. Cuando acabó, ya tomando algo en una terraza, sí vimos algo. Como estaba de espaldas a la pantalla, sólo me puse en modo Linda Blair para ver ¡Derrein, derrein! Digo ver, porque oir... en una terraza en la calle y medio sordo, poco. Pero qué bonito el escenario y esa Ruth. Ains.

Además, en la red de redes ya ha habido quien ha narrado estupendamente lo ocurrido, añadiéndo su particular toque y nota personal; que eso adereza el muermo eurovisivo, con comentarios corrosivo- viperinos, loas desmedidas y clasificaciones paralelas según el grado de atracción/mamarrachería de los participantes.

Aquí no he salido tan guapo
En modo eurotaliban
En mi caso, GT Driver ha sido como la entrada de wikipedia para Eurovisión 2014. ¡Qué nivel de preparación y pofresionalidad! La preselección, l'apoteosis de Ruth, las semifinales y, por fin, la gran final. Otras fuentes de información han sido: desgayficando, quien, casi a su pesar, también hizo un genuíno destripe del evento en su Barbavisión; y Pasa el mocho, que aportó también su granito de arena en su entrada y una tonelada de ácido sulfúrico con sus impresiones.

Sin verlo, ya puedes saber todo lo que hay que saber de Eurovisión 2014; todo lo que había que decir ya está dicho, salvo...

Mamma mia! ¿Le ha pasado algo a la lechera polaca?

¡Algo que casi pasa desapercibido! Entonces no ha sido la polaca...

Guapo
No soy polaco
¿Qué será? (Doris Day, dixit)

GT Driver lo mencioná ligeramente...

Desgayficando lo trata con desdén, como si de una aceitera se tratase...

Cabreado
Desgay es muuuuu cruel, pero no te enfades, Pilou

Afina el ojo...
Barbitas haciendo el tonto
Abre bien los ojos...
 Ains...

Uno de los presentadores.

¡Qué prestancia!
Lise Rønne
El mozo en cuestión y la Lise

Johan Philip Asbæk, conocido como Pilou Asbæk.

Pilou para los amigos.

La Pilu, para los muy íntimos.

Sonrisa
Eso, sonríe un poco, neno
¿Y quienes son los muy íntimos? Nosotros y Anna Bro. La Wikipedia, la de verdad, la British, dice que "His partner is playwright Anna Bro, daughter of the Danish actress Vigga Bro".

Pues eso, incomprensiblemente, a veces hay cosas que pasan desapercibidas... como la Pilu.

O como una foto de la prensa del corazón de hace un par de semanas que no llamó la atención de nadie y no me explicó cómo...

El titular y el pie de foto venía a decir algo así como Mario Götze y Ann-Kathrin se divierten a borde de un yate en Ibiza y Ann-Kathrin Vida, la chica que anima al ariete del Bayern Munich.

Que no sabes quies es Mario Götze, un futbolista alemán. ¿Futbolista? Sí. Que en este blog somos muy abiertos de todo (más de unas cosas que de otras, vale) y también se habla de deporte y del furgo.

Media punta, que no punta entera
Götze es ariete, es decir, media punta
Volviendo al tema... a ver, que eso de que se divierten... Mira la foto. Sí. Mira donde tienes que mirar. ¿No se quedan algo cortos en el titular? Ann-Kathrin se divierte, Mario Götze se divierte, la media punta se divierte mucho.

Que se va a convertir en punta entera...

Buen finde
¡Pilou te desea buen finde!

12 de mayo de 2014

Una celda de Excel, nada más

Algo, un noséqué, me dice que ya sabes qué es Microsoft.

Y como eres una marilista, mucho me equivocaría si no sabes qué es Excel, la archifamosa hoja de cálculo que destronó al prehistórico Lotus 1-2-3 (sí, también usé Wordperfect).

¡Excel, lo mejor que se ha inventado después del chocolate con leche!

Barbitas con gafas
Usuario típico de Excel (by PEM)
Nota: uno busca Excel y poco más en Google y le lleva a una foto de Pasa el mocho, que todo lo sabe y entiende...

Excel se puede utilizar para casi todo.

Para tu ocio. Que quieres llevar una relación de los libros que tienes (lo que comúnmente se llama biblioteca, alumno de la ESO) o de los libros has prestado con fechas de préstamo, estado del préstamo (por ejemplo: préstamo bajo control, se lo veo -el libro- todas las noches en la mesilla -o en la mesa de la cocina o donde se tercie) y fecha estimada de devolución (jamás; antes muerto que devuelto; mañana se lo birlo y lo recupero en un despiste). Todo eso, y mucho más, lo puedes anotar en un sencillo Excel.

Camisa de leñador
Barbitas leyendo
Y quien dice libros, dice CDs de música, DVD de pelis o cuadros de Vermeer.

Para cuestiones económicas, Excel también te resultará muy útil. Para llevar las cuentas domésticas y controlar lo que te gastas en la luz, el gas, la comida y la bebida; incluso, a poco apañado que seas, puedes llevar la cuenta por comensal habitual o invitado, que no todos comen y beben igual. Y eso es algo a tener muy en cuenta a la hora de invitar a la gente a cenar... que luego se te disparan los gastos por invitar a una panda de tragones y alcohólicos.

Ah, ¿que tus amigos son todos unos osos bien alimentados? Pues te jodes, por tener gustos caros.

Desayuno
O invita a un desayuno, que es más económico
Excel es tu amigo también para los temas importantes: para llevar la cuenta y características de tus maridos (varios, como ZsaZsa), amantes, follamigos o cuitas amorosas nada mejor que un buen Excel; con solo unas cuantas columnas, evitas muchas confusiones y complicaciones.

Un buen registro por nombre, posición, tipo de cuerpo, tamaño, gustos, rendimiento, precio (en su caso) y asunto resuelto. Incluso, puedes hacer estadísticas y hacer gráficos para resumir los datos.
Grafico
Nivel avanzado de gráfico de Excel
Y te preguntarás a qué viene todo este despliegue de virtudes de Excel.

Pues sencillamente a que, al releer esta entrada antes de darle al botón "Publicar", la he cambiado de arriba abajo. Para borrar todo rastro de tres celdas de Excel de las que estaba hablando; tres celdas que deberían estar vacías pero que no lo están. Porque contienen el nombre de una alumna que con 21 años se suicida a mitad de curso; cuentan los tres meses de vida que le pronostican a tu padre; y recuerdan los 46 años que cumpliría tu hijo muerto. No son ejemplos al azar.

Cada uno tiene sus propias celdas de Excel que querría borrar y volver a dejar vacías.

Pero la fecha del "Deshacer" no funciona fuera de Excel.

No lo olvides.

No pierdas el tiempo; aprovéchalo y llena las celdas de tu Excel con todo lo bueno que te ofrece la vida.

6 de mayo de 2014

Un libro, una peli y una canción: la canción

Tercera y última parte de la saga...

Que no te van los libros y el cine, aquí está tu momento: la música. ¡Este es vuestro sitio, Andreas Bocelli y Martas Sánchez del universo!

Que te van la lectura, el cine y la música: ¡genial! Que lo sepas: eres perfecto y, además, tienes pinta de saber disfrutar de todo lo bueno de la vida.

Que no te van ni la literatura, ni el cine ni la música... jomío, tienes un problema serio... ya puedes estar bueno porque, si no... malamente.

Té con leche, mucha leche
Se te perdona que seas así de aburrido porque te gusta el té con leche
3. Una canción que me gusta: Happy.

Because I'm happy!

La canta un tal Pharrell Williams, que no tengo ni idea de quién es. Por lo que cuenta la Wikipedia de este hombrecillo (porque tiene pinta de ser algo pequeño) tampoco tengo muchas ganas. También es cierto que a mí me sacas de Bach, o como mucho de Baccara, y me dejas fuera de juego.

Because I'm happy!

¿Que no sabes de qué canción te hablo a pesar de haber sido un exitazo? ¡Marchando vídeo!


¡Muy happy!

Sí, la canción será un chorrada, que no digo que no, pero me gusta; me da muy buen rollito. Y cosas de las que se entera uno, ¡estuvo nominada al Óscar a la Mejora Canción Original! No, no lo ganó porque ganaron Idina Menzel y Demi Lovato con "Let it go", que es muuuuu boniiiiita (marca Disney) y más gritable.



Because I'm happy!

Haddoquín, que eres muy flower power y se te veía venir. 

Because I'm happy!
Pues... no sé, no me tengo por alguien especialmente flower power. Que sí, que me gusta estar contento y sentirme feliz. Pero ¿a quién no? 

Because I'm happy!

Y en la medida de mis posibilidades (limitadas en tiempo, recursos y creatividad), me gusta que la gente que me rodea también esté feliz. Pero eso no me parece muy flower power, si no lo más natural del mundo. Y sí, me gusta hacer la vida agradable a los demás. Y que los demás me la hagan a mí, mencanta. Con detalles pequeños o grandes, que de todo puede haber.

Because I'm happy!



Y lo dicho, esta canción, con un estribillo pegadizo y alegre, transmite buen rollo, anima a sentirse contento, a ponerse a dar palmas y bailar (mal, que uno es muy pato) en mitad de la calle, de casa, del trabajo o donde esté escuchándola.

Because I'm happy
Clap along if you feel like a room without a roof
Because I'm happy
Clap along if you feel like happiness is the truth
Because I'm happy
Clap along if you know what happiness is to you
Because I'm happy
Clap along if you feel like that's what you want to do
Y subjetivamente y objetivamente, hoy tengo todos los motivos del mundo para decir eso de because I'm happy!
¡Ojalá tú también puedas cantar eso mismo!

Because I'm happy!

* * * * *

Dos apuntes para quienes hayáis tenido la paciencia de llegar hasta aquí:
1. Ya sé que estás en un sinvivir por no saber qué había sido del curso de resiliencia de la Universidad de Washington (más detalles del asunto, aquí). ¡Acabo de inscribirme! Si te apuntas, ya lo estás diciendo y nos copiamos los deberes (Primera pregunta: ¿hay deberes?). Ahhh, no; que hemos firmado un juramento de honestidad. Ains, como me gusta esa encantadora mentalidad ingenua que tienen a veces en guirilandia.

2. Mi reaparición en la prensa escrita ya ha sido. Como había una medio promesa de foto y yo soy un hombre de palabra (cosa de la que uno se arrepiente con frecuencia), aquí está la prueba. Quien soy lo tendrás que adivinar tú. Como soy muy güeno, te doy una pista: llevo pantalón.

Salto a la fama
Equipo de Haddoquín

4 de mayo de 2014

Un libro, una peli y una canción: la peli

¿Que lo tuyo no es la lectura (lo mío sí; también me encanta que me lean, conste; y que me acaricien, pero eso ya es otro cantar) y prefieres una peli? No te preocupes, que hay para todos.

¿Que ya has leído la parte anterior (el libro) y estás ávido de nuevas recomendaciones? Tampoco te preocupes, que todo llega.

2. Una película, que también me ha gustado: Aprendiz de gigoló.
John Turturro y Woody Allen
Woody y John, planificando el negocio
Haddoquín, habías anunciado que te ibas a hacer puta... Pues sí, pero no fui a ver Aprendiz de gigoló con el maricuaderno a tomar nota, en plan academia. No, me olvidé el maricuaderno.

Las cosas son mucho más fáciles.

Últimamente el ViET y un servidor estamos yendo con frecuencia al cine. Los superhéroes se están llevando la palma. O lo que es lo mismo, el AMQP se suele salir con la suya al elegir película. Pero no siempre. Este miércoles necesitaba ver algo que no fuesen señores lanzando rayos por los ojos, así que tenía claro que iba a ver o una comedia ligera (by Eduardo Mendoza) o un dramón intimista.

X Men
¡Liev, ya estás otra vez aquí!
El AMQP se dio de baja ipso facto alegando que las pelis que le proponía no le seducían (ya le vale, el que tiene que seducirle soy yo; y él a mí, obvio; pero ¿la peli?); igual que mi amigo del alma, que no tenía nada mejor que hacer que estar tumbado en su casa; igual que mis sobrinas y eso que iba a un paso de su casa e invitaba el tío Haddoquín... En fin, que nadie quiso venir. #malagente ¡Eso es poder de convocatoria, Haddoquin!

Así que, como ya había decidido y dicho que, sí o sí, iba al cine... a lo hecho, pecho (y si es peludito, mucho mejor), cogí el maribús y me plantifiqué en un periquete en Manoteras. 

Ains
Peludito en pecho
¿A Manoteras después de la puercoexperiencia de Jack Ryan (¡con Kevin Costner!)? Pues sí, porque había dos sesiones con apenas diez o quince minutillos de diferencia entre Aprendiz de gigoló y The Lunchbox. Y si no llegaba a una, llegaba a la otra.

Hello Kitty
Maribús de la EMT para ir al cine
¡Y no había casi nadie! Ni tráfico, ni cola (de la de hacer fila; de la otra, la de siempre), así que dio tiempo a sacar "una entrada, por favor" (que mira que es una frase triste), "Para Aprendiz de gigoló", que suena todavía más triste.Si hasta lloré en los trailers previos a la peli.

Con Aprendiz de gigoló se supone que te vas a encontrar una comedia loca y disparatada y... algo de eso hay. Pero también hay más. Mucho más. Para mí, una sopresa de las buenas.

La peli la dirige el buenazo, porque tiene cara de buenazo, de John Turturro. Además, él mismo también es el prota principal. Y como había que ahorrar, también es el autor del guión. Y el resultado es... muy bueno. Y recuerda, bastante, a las pelis buenas de Woody Allen, pero con un toque más moderno.

Woody Allen
Los socios de la empresa: Turturro y Allen

Fioravante (John Turturro; ya le vale el nombrecito) hace de puto, casi por accidente. Porque el bueno de Murray (Woody Allen) le convence con el mejor argumento posible... le pagan bien y la clienta está de muy buen ver. Razón no le falta: la cliente está forrada porque su marido es supermegarico y porque es (aunque va en gustos, a mí me tiran más los leñadores canadienses) un bellezón: ni más ni menos, Sharon Stone, la dermatóloga de Murray. Que igual tiene la cara algo viejuna ya, pero que sigue estando espectacular... e igual de salida que siempre. ¡Quiere un trío con Sofía Vergara! ¡Pero si podría ser su hija! Sí. Y su nieta, si me apuras. El caso es que son unas guarras y quieren un menage-a-trois y Murray declina el ofrecimiento porque está casado con Othella, una moza que le dobla en altura y anchura, pero piensa en Fioravante para completar el trío.

Sofía Vergara
Sharon y Sofía, calentando el menage del hogar
¿Funcionará el negocio? Eso no te lo voy a desvelar... tendrás que ver la peli. Lo que sí te puedo decir es que, en el mismo lugar (Nueva York) al mismo tiempo, en el seno de la comunidad judía más ultraortodoxa, Avigal (Vanessa Paradis) sufre los rigores del luto por la muerte (dos año ha) de su señor esposo, un rabino... y, a instancias del bueno de Murray, también acude a Fioravante. Para escándalo y alarmas de la comunidad judía, en especial de Dovi (o Dobi, no sé; o Dobbi, como el elfo doméstico; como sea). Y resulta que Dovi es... ¡primera sorpresa! Liev Schreiber.

Barbita
Liev, la barbita te queda bien; los tirabuzones no tanto


Ahí tienes los mimbres de la peli. Lo que sucede... es top secret. Además, puede decirse que el desenlace, sin ser una revolución, sorprenderá a más de uno. Igual que la propia película. A mí, personalmente, me parece que acabó fenomenal y salí del cine encantado de la vida, contento con la película, con la historia (o las historias), con la forma de contarla, con las interpretaciones de los actores y con una estupendísima banda sonora.

En mi opinión, el discurso de las dos historias es muy acertado: la mezcla es curiosa (a alguien igual no le gusta, claro) y se hace muy entretenida. Una parte de la historia es alocada. La otra, la de Avigal mucho más intimista, con su toque cómico y exagerado. Y lo destacado: con una Vanessa Paradis en estado de gracia, casi irreconocible (se parece mucho a Jorja Fox, en su versión más depresiva de Sara Sidle de CSI), con un papel fabuloso que borda a la perfección.

Pedazo interpretación se marca la tipa
La Vane, irreconocible
¿La Vane?

Pero si esta chica sólo es conocida por su "Sundays, Mondays", por su "Be My Baby" (que ya ha llovido, que son del 92), por su diastema (el espacio entre sus frontales superiores es como de Madrid a Buenos Aires) y por haber sido la novia de turno de Lenny Kravitz y de Johnny Depp. Pues, lo que tu quieras, pero entre Vanessa (y Turturro), hacen un peliculón rodeado de buenas actuaciones y situaciones simpáticas que deja muy buen sabor de boca.

¿Algo más que decir? ¡Sí! Que no será el papel de su vida, bien, pero no se puede dejar de mencionar a... ¡sí! Liev Schreiber! Ains... ¡qué presencia! Ains... ¡Liev!

Ainsss
A pesar de los tirabuzones





Ahhh, que ya había dicho que salía Liev... ejem.

Aquí te dejo el trailer, para que te animes a verla.


Mañana, ya sabes: la canción.


3 de mayo de 2014

Un libro, una peli y una canción: el libro

Por una vez, y que no sirva de precedente, el título de la entrada no es engañoso. Porque me dispongo a compartir mi opinión sobre un libro, una película y una canción. Y lo adelanto ya, para que no te lleves un susto: me gustan los tres.

1. El libro: La analfabeta que era un genio de los números

Si estás atento a la parte derecha de este blog puedes ver alguno de los libros que tengo entre manos en cada momento (sí, entre manos se pueden tener muchas cosas, incluso un libro). Hace unos días, por ese reservado tuvo un paso fulminante esta novela que te recomiendo para pasar un buen rato. Que sí, ya lo sé, hay muchas otras formas de pasar un buen rato, pero a mí me da por leer.
El del anuncio de Chanel con Keira Knightley
Danila también lee
La analfabeta que era un genio de los números, de Jonas Jonasson, es una divertida novela escrita en 2013 y editada en español por Salamandra (aquí puedes leer las primeras páginas, por cortesía de la editorial). Sí, esa editorial, una de mis preferidas, que tiene nombres largos, larguísimos, y también la traducciones de Harry Potter y, sobre todo, muchas joyas en su catálogo, como entre otros muchos: Sándor Márai, Irène Némirosvky, Sofi Oksanen, Andrea Camilleri, Jonathan Franzen, Philippe Claudel (ains, del que no he leído nada) o Sophie Kinsella (sí, me gusta; me divierten mucho). Casi siempre, un acierto.

Me pone algo burro
El bueno de Philippe
De forma resumida y sin desvelar nada: Nombeko es una chica, de edad variable (como la de todo el mundo, digo yo) que tiene la mala suerte de nacer en Soweto en pleno apartheid. Ainssss. ¿Dramón a la vista? Si estás pensando en un ensayo sobre el apartheid, derechos de los negros, etc. vete olvidando la idea; ya digo, La analfabeta... es una comedia disparatada. Y esos disparates tienen que ver con que a Nombeko, por una serie de casualidades y caprichos del destino, le acaba tocando tener que lidiar con un regalo muy especial, unas compañías algo singulares y la dinastía Han.

En La analfabeta... Jonas Jonasson viene a repetir la misma fórmula mágica que le hizo alcanzar la celebridad en los fríos países escandinavos y, poco después, en el resto del mundo occidental con El abuelo que saltó por la ventana y se largó (¿que no has leído El abuelo...? ¡ya estás corriendo!) Es decir, prepárate para una comedia disparatada, trepidante de principio a final, en la a partir de la historia de Nombeko (y Holger2; el número tiene su importancia) se le da caña a todo y se dispara contra todo. Eso sí, todo con muy buen humor y, a partes iguales, ironía y cariño (porque hay personajes tiernos; algunos insospechados, como Hu Jintao, por poner un ejemplo). Las poco más de 400 páginas de la novela se pasan en un visto y no visto.

Barba sueca. De venta en IKEA
Mellberg, barbita de un frío país escandinavo

La novela cumple más que sobradamente lo que le tienes que exigir a este tipo de libros: la narración es muy ágil, no decae (al menos, no significativamente, en mi opinión). El estilo, combinando las frases comunes con sentencias cortas, es muy eficaz. La trama se enreda de forma hilarante. La resolución, tal vez lo menos importante, no chirría (es lo que es). Los protagonistas presentan rasgos complementarios-opuestos muy oportunos.

¿Algún pero? Únicamente la sensación de que La analfabeta... y El abuelo... son demasiado parecidas. No sólo porque la portada sea en ambos casos en tonos rosa, blanco y azul cielo. Hay más. Normal, dirás, son del mismo autor; sí, pero ¡son prácticamente clones en lo fundamental! En sí, esta similitud tan marcada no tiene nada de malo, se podría llamar "marca de la casa Jonasson" (minipunto a favor de Jonas). Además, hay que reconocer que el nivel cómico se mantiene. La sorpresa, obviamente, es algo menor y, oiga, que novelas gamberras siempre ha habido, ya desde los tiempos de Apuleyo y El asno de oro; pero otra cosa es que sean un exitazo de ventas.

La analfabeta que era un genio de los números
La portada ya recuerda a El abuelo...
Ahora bien, el hecho de que en estructura y planteamiento ambas novelas sean clónicas puede llevar a plantearte si estamos ante una gallina de los huevos de oro (o de coronas suecas), si no hay nada más detrás del bueno de Jonas, si el filón se agotará en breve, si su siguiente novela será más de lo mismo pero en aburrido, etc. Sólo el tiempo lo dirá.

Mientras tanto, no le des muchas vueltas al asunto y disfruta de una comedia muy divertida y entretenida, sin pretensiones, que se devora.

El del anuncio de Chanel
Danila, sí, para devorar

Mañana, la peli (aquí). Y pasado, la canción.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pinterest