Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Sex Tape

Una tarde de un día cualquiera de noviembre. En el salón de Mariaeduvigis, con vistas al bloque de enfrente, vecino incluido. Haddoquín, con elegante bata escocesa. Mariaeduvigis, con la boatiné acolchada de flores azules:
- ¿Has visto Sex Tape, Mariaeduvigis? – pregunta Haddoquín entre sorbo y sorbo de té.

El té es Pu Erh Imperial, servido con leche caliente y una cucharada de miel, exigencias del persistente catarro que arrastra desde finales agosto. Este té es una compra ya tradicional, para degustar en casa de su vecina y amiga, para compartir confidencias en las frías tardes otoñales e invernales.
- ¡Uy, Haddoquín, no sé por quién me tomas! ¡No soy una fresca! – se revuelve ligeramente molesta en su asiento Mariaeduvigis - No veo cochinadas. Desde hace unos años, únicamente veo la TDT ¡Que lo mío me costó el adaptador de la antena y hay que amortizarlo! Además, recuerda lo que se decía: ¡la TDT es la revolución de la televisión! ¡La televisión del siglo XXI, con su amplia oferta …

A la de una... a la de dos...

Hay épocas del año que resultan ser especialmente intensas. Para mí, finales de octubre y principios de noviembre es uno de esos momentos tan especiales.

Entre otras cosas porque cumplo años. 

Lejos de deprimirme o sentirme más viejo por el mero hecho de que la Tierra haya completado una vuelta más al Sol (ya ves, ¡qué cosas!; si lleva ya millones de vueltas dando vueltas, ¡qué más dará!), a mí me gusta que la gente se acuerde de uno.


Que me llamen y me escriban mensajes de WhatsApp... y ¡ohhhhhh! recibir dos SMS.

Porque hay gente (¡sí, tú, Mariaeduvigis; no reniegues ahora!) que sigue utilizando SMS. Que uno seguirá llevando casettes en el coche, con la Pradera, Los Panchos, Bachata Rosa y El Mesías, sí, pero utiliza guasá.

No llego a la categoría hipster, que a mí el presupuesto no me da para manzanas.

Hace unos años, en una época anterior de fase putilla, sí tuve aifon, pero eso se acabó. Como Marta y Marilia.


Además de mi cumple, también cumplen años varios amigos y familiares, así que l…

Putilla

Uysssss, te tengo abandonado desde el 14 de octubre.
¿Qué ha pasado aquí?
Tienes toda la razón en regañarme. ¡Esto no puede ser!
Pero tranquilízate que alguna señal de vida sí he dado. Mal que bien, he seguido leyendo, aunque con retraso, a los bloggeros amigos.

Estaba más o menos previsto que en el trabajo las cosas se iban a poner complicadas en octubre. ¡Y tanto! Cuando no ha sido una cosa, ha sido otra. Que sí hay que hacer esto, que ni te imaginabas que tenías que haber hecho hace cuatro años; que si lo que estamos haciendo está mal y lo que tenías que hacer así ahora lo tienes que hacer asá...
Además, desde hace ya casi tres semanas, tenemos el ambiente enrarecido. Que si te escribo un mensaje pidiendo algo, que si te respondo tibiamente; que si no me gusta la respuesta, me cabreo y pongo en copia a mi jefe para que le chille a tu jefe y tu jefe te dé una colleja; que si me estás tocando las narices, me pongo borde y te hago llorar, que para algo soy tu medio jefe... Y la cosa, claro…