Ir al contenido principal

En casa

Sería el 26 de diciembre. Viernes. Sólo puede ser el día 26. Porque después, ya sería tarde. Y el 25 no era, desde luego. Así que sí, seguro, el 26 de diciembre.

El AMQP llevaba ya unos días de vacaciones, yo también; así que habíamos decidido pasar unos días juntos en mi casa. Una especie de vacaciones juntos en Madrid. Hasta el fin de las vacaciones el 7 u 8 de enero. Nada especial, ningún plan especial; o sí, todo especial, nosotros solos, compartiendo vida por unos días en mi casa.

Así comenzó. Como algo puntual que se convirtió en algo permanente. Igual que sucede en el sistema tributario español, donde lo transitorio se perpetúa y lo que nace con vocación de permanencia no resiste los cambios normativos más allá de un ejercicio.

Por lo tanto, está claro, desde el día 26 de diciembre de 2014, estoy viviendo en mi casa.

Mi casa.

Suena raro. Si pones la voz de ET suena aún más raro.


Mi casa.

Me gusta mi casa. Me gustó la primera vez que la vi, hace siete años. A pesar de no tener terraza. Y me gusta más desde que terminé las obras que hice poco después, una vez comprada. Y mucho más después de haberla amueblado a mi gusto; como si de una casa de muñecas se tratase, aunque a escala 1:1.

Mi casa.
 
También me gustaba cuando me mudé a ella hace ya casi seis años. Ese mes de agosto. Los peores días de mi vida (paciencia, los habrá peores, pero tarden en llegar). Bendita llegada de septiembre, con sus rutinas de trabajo, lo único que me obligó a salir del refugio en el que se había convertido la casa de mis padres. Porque había regresado a ella a los pocos días. Tocado. Hundido.

Sí, también entonces me gustaba mi casa. Pero no me gustaba yo. Tardé en entenderlo. Y tardé más todavía en saber cómo solucionarlo. Pero, poco a poco, y a veces también con algún cambio algo drástico, las cosas fueron tomando otro rumbo. No en línea recta, pero sí cambiando. A mejor, casi siempre.

No me arrepiento de mi vida hasta entonces. Fui yo mismo quien eligió sus prioridades, quien disfruto de los éxitos de ese periodo (en buena medida, hoy vivo como consecuencia de esas decisiones) y también quien pagó la factura cuando llegó la hora de hacerlo y rendir cuentas. Pero tampoco me arrepiento de haber cortado, de haber fijado nuevas prioridades que también han traido sus cosas buenas y sus cosas malas

Se puede decir que, formalmente, el 26 de diciembre de 2014 doy por cerrada la herida que se abrió el 8 de agosto de 2010 y que ya había comenzado a cicatrizar cuando comencé a celebrar cumpleaños y festividades familiares aquí, cuando decidí afrontar los últimos recelos y miedos que me quedaban en compañía de una psicóloga y cuando comencé a venir los fines de semana a dormir hace un año y medio ya.

Así comencé el año. En mi casa.

Comentarios

  1. Vaya, veo que las has pasado un poco putas entre el piso y tus circunstancias pero no te preocupes, piensa en todo lo que has conseguido desde entonces, seguro que has ganado más de lo que hayas podido perder. Y eso es lo que cuenta.

    Espero que ahora que te has reencontrado con tu casa seas muy feliz, al menos siempre se te ve jovial, sobre todo desde que estás con AMQP. Así que a ser muy feliz, ya sea en tu casa o fuera. Pero sobre todo en tu casa que para eso es tuya. ;)

    Abrazotes, capitán leñador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente el piso, en sí mismo, no fue un problema. Dejémoslo en las circunstancias. Y ya están superadas. Supuestamente, ya lo estaban, pero no me había mudado; ¡ahora ya no queda duda! Un abrazo

      Eliminar
  2. " Sí, también entonces me gustaba mi casa. Pero no me gustaba yo. Tardé en entenderlo. Y tardé más todavía en saber cómo solucionarlo. Pero, poco a poco, y a veces también con algún cambio algo drástico, las cosas fueron tomando otro rumbo. No en línea recta, pero sí cambiando. A mejor, casi siempre.

    No me arrepiento de mi vida hasta entonces. Fui yo mismo quien eligió sus prioridades, quien disfruto de los éxitos de ese periodo (en buena medida, hoy vivo como consecuencia de esas decisiones) y también quien pagó la factura cuando llegó la hora de hacerlo y rendir cuentas. Pero tampoco me arrepiento de haber cortado, de haber fijado nuevas prioridades que también han traido sus cosas buenas y sus cosas malas "

    Si omitimos la palabra "casa", estos párrafos podría haberlos escrito yo.

    Un saludo y que seas feliz en tu casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he dicho alguna vez que, al leerte, me he visto retratado varias veces. ¿Te vas a creer que, cuando escribí esto, pensé que algo así le habría pasado a más de uno? Feliz, en mi casa o donde sea. En mi casa, que viva largamente. :-)

      Eliminar
  3. Sea lo que sea, percibo que fue una gran herida... cuatro años en sanar. Espero que cuando veas el pasado lo mires ahora ya sin dolor , mucho ánimo para ir construyento tu felicidad y un abrazote :)

    Please, fotos de la casa de muñecas jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue una cosa mala. Dice el dicho "si algo no te gusta, cámbialo". En mi caso, que el no que no se gustaba era yo, así que me tocó cambiar. Capítulo del pasado cerrado.

      Fotos... ains... ¿de algo en particular? No es plan aburrir a los lectores con un monográfico "La casa de Haddoquín"... O sí...

      Eliminar
  4. Espero que seas muy feliz en la que ahora sí puedes llamar "tu casa".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro y fuera. De la casa. Que no deja de ser un complemento circunstancial. A mí la experiencia se me atragantó hace unos años y no por la casa en sí, la casa no es más que eso, un lugar. Feliz, sí; mucho.

      Eliminar
  5. Fiesta de (re)inauguración YA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy buena idea, neno! La verdad es que me tengo un anfitrión un poco de pacotilla, pero la idea de una fiesta de (re)inauguración es buena...

      Eliminar
  6. Releyendo todo de delante a atrás solo te puedo decir que enhorabuena por la preciosa manera en que has comenzado este 2015, que si es verdad lo de que "si bien empieza, bien acaba", vas a tener un año muy hermoso y nosotros encantados de compartir tu felicidad contigo.
    Un abrazo gordo, hombre, y¡¡¡ a disfrutar el momento!!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias, neno. La verdad es que casi no me lo creo. a veces, haciendo cualquier cosa, paro, lo pienso y me invade la alegría por todo.

    No te creas, el inicio de año también ha tenido su cosa mala. Aquí, salvo excepciones, cuento las cosas buenas, mis distracciones y divagaciones varias. En breve, haré una excepción para contar eso malo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡No te quedes con las ganas, di lo que opinas! ¡Gracias!

Lo que más os ha gustado de MMRyC

Kevin Costner ha vuelto

¿Puede haber algo que dé más miedo que AMQP, también conocido como ViET, eligiendo película? No, ya te digo yo que no; que le gustan las pelis con señores que echan rayos por los ojos. Eso lo dice todo.

El viernes se dio uno de esos momentos en los que el AMQP elige. Como la última peli la elegí yo (aunque pensando en él; ya te lo conté aquí), tocaba ceder. ¡Qué remedio! Pero, sorpresa, el Universo se puso de mi lado. Película elegida: La Lego película (no se han quedado calvos de tanto pensar, no). ¡Bien! Me apetecía. ¡Mejor que bien!
Pero hay algo que puede más que las fuerzas del Universo: Cinesa. Porque el plan "cenamos algo ligerito + vamos al cine + vamos a dar una vuelta y tomar algo" pasaba por una combinación de las dimensiones espacio y tiempo que sólo se produciría si el cine era el Proyecciones, de la mencionada Cinesa. Y Cinesa no estaba por la labor de colaborar. Hete aquí que el Proyecciones no tenía sesión de 22:00 de Lego, porque la consideran…

Los desapercibidos

- Haddoquín, sabes que ha sido Eurovisión, ¿verdad?
- Sí, claro. ¡Cómo no lo voy a saber! Los gayses llevamos un microchip con las fechas del eurofestival de aquí al año 2080 programadas. De hecho, también sabemos de antemano quien va a ganar. La más puta, la más divina, la más guarrilla, la más gritona, la más barbuda... (¿Alguna vez ha ganado un machote hetero?) Pero nos lo callamos. Porque somos parte de una conspiración marimasónica destinada a controlar el mundo... Ains, ya se me ha escapado el secreto. Cachis...
- Oh, cuánta sabiduría acumulas en tu cuerpo, que también acumula cada vez más kilos... ¿Y cómo así no has dicho nada de Eurovisión?
- Porque apenas lo vi. Fuimos a Villa-vicio-osa a ver una estupendísima Yerma, de Federico García Lorca (alumno de la ESO: es teatro, no cine, por eso no se escuchaba el Dolby Surround), en la que una amiga interpretaba muy bien a la vieja. Cuando acabó, ya tomando algo en una terraza, sí vimos algo. Como estaba de espaldas a la pantalla, …

Amor propio: 2%

Hace unos días, estando de vacaciones (síiiii, vacacioooones; ains ¡qué pronto se acaban!) me crucé con esta noticia sobre la felicidad y las formas de dormir en pareja.
Que dirás tú, a mí esto me suena... Pues sí; para variar, marilista, no te falta razón porque desgayficando ya comentó algo relacionado hace unos días, señalando los problemas potenciales (y tristemente reales con demasiada frecuencia) de dormir juntos: Que sí falta de espacio (asunto especialmente problemático para sacos de pulgas y hombres con extremidades de gran en-verga-dura).Que sí los ruidos de la noche, léase las serenatas de ronquidos del partenaire. Y eso sin entrar en los ruidos sobrevenidos tipo: despertador, radio, música, alarmas y notificaciones del móvil, chupar/morder (particularmente caramelos), etc.Las formas de domir, que es aquí donde la profunda investigación llevada a cabo se torna interesante por múltiples razones, como verás.La noticia dice "Si duermen separados por menos de 2,5 centímetros…

4 chungos y 1 tal vez

Como ya sabes (y si no, ya te puedes ir poniendo al día aquí), el AMQP y yo (además de un-angel y su EDSC; además de otros dos millones y medio de telespectadores) estamos enganchados a Casados a primera vista.

Pues bien, a falta de una semana para terminar y que de ayer no pudiésemos ver lo que paso, hoy te ofrezco un análisis riguroso y pormenorizado, estrictamente objetivo y científico, sobre las 5 parejas del programa. O no... 

¡Con puntuaciones incluidas!

Mónica y Pedro (los viejunos)

Físico: 7 + 3 = 10 puntos.
- Mónica es medianamente guapilla (sobre todo considerando su edad porque ésta es la pareja más mayor del programa), vale. Pero que alguien me explique cómo siendo de Lugo tiene ese moreno de piel. Ahí hay gato encerrado o cada vez que se da rayos UVA se dispara el consumo de energía en España... Nota: 7.
- Pedro es como un besugo y tiene pinta de ser muy fofo, aunque juegue al pádel. Está viejuno. ¡Es viejuno! Da grimilla. Muy poco follable. Nota: 3.

Carácter: 0 + 2 = 2 pun…

Acorralado

Seguro que te estás preguntando qué fue del estreno de la camisa rosa. Seguro, que nos conocemos. Sobre eso venía a escribir ahora pero... 
Pero hay una noticia de última hora.
¡Una serie de sucesos paranormales se han adueñado de mi casa este fin de semana!
Como lo lees, Maríaeduvigis.
Era de esperar, la verdad. Con lo mucho que le gusta al AMQP el Cuarto Milenio ese era cuestión de tiempo que los espíritus del más allá vinieran a manifestarse aquí. ¡Con lo bien que se manifiesta uno en la Puerta del Sol, leche! Pues no, porque al AMQP le pirra dejar la tele puesta para dormirse con Cuarto Milenio de fondo. A mí, como que me repele ver la tele en la cama y menos dormir con la tele puesta. Pero la semana tiene siete días, así que toca ceder algunos días, que otros ya cede él. Así que mientras el AMQP duerme plácidamente y ronca como un dinosaurio, uno, que querría estar dormido, escucha de fondo cómo convocan a los demonios, fantasmas y demás fauna de otros mundos.

Tanto ver Embrujadas que…