Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Premio extraordinario

Últimamente, con lo difusa, imprecisa y subjetva que es este adverbio, han sucedido tres cosas del todo extraordinarias y anómalas en mi vida cotidiana. Propongo dar un premio (extraordinario, claro está) a la que consideres más extraordinaria y anómala.
Primera cosa de índole extraordinaria y anómala: el risotto de setas
Motivo número 1 de extraordinariez: el domingo teníamos la nevera bastante perjudicada pero estaba todo lo necesario para hacer risotto de setas. Hormiguita a hormiguita, ya me había hecho con todos los ingredientes de la cosa, lo que traducido al mundo real significa: a) que llevaba ya unos días con ganas de hacer el risotto (totalmente cierto, desde que probé la receta en casa de mi señora madre), b) que por no llevar lista de la compra, había repartido los ingredientes en tres o cuatro visitas al super (porque en esta casa, querida, la compra la tenemos externalizada en Haddoquín, SA; mientras las compras las lleva el departamento de compras, encabezado por el AMQP) y …

A rey muerto, rey puesto

¡No me digas que se nos ha muerto Felipe VI!
¡No! No mientes la bicha. Que Felipe sigue vivito y (espero) coleando.
Además, no pienses en segundas lectura ni lea entre línea; por lo visto, parece que en un añito de trabajo, ha mejorado la (buena) imagen que los súbditos del reino tenemos de nuestro Jefe de Estado.
Si es que Felipe es muy mono. Muy ideal.
En general, los royals son todos ellos muy monos y muy ideales, porque Federico de Dinamarca también tiene su punto. Ainsss. Esa barbita. Ainssss. Ese flequillo rebelde. Ainsssssssss. Ríete de Hamlet.

¿Y lo de rey puesto? Haddoquín, ¿nos vas a hablar del recién entronizado Rey de Tonga?
No, no tenía intención. Porque Tupou VI (mira, VI, como Felipe) no me ha invitado a los fastos de la celebración. Si no, lo habría hecho. Porque si te invitan a una fiesta, hay que hablar de ella (aunque sea tarde o muy tarde; Mr. Mocho no me mate usted, todo llegará).
Entonces, ¿llevas ni se sabe cuánto tiempo desaparecido y nos vienes con un título que no q…