Ir al contenido principal

Organización

–Ains, María Eduvigis, hija, si es que no me cunde nada el tiempo, me lío con mil cosas y ¡no paro! –refunfuña Haddoquín, con preocupación en la voz y en el fondo de su honda mirada–. ¡Estoy ya como mi madre!
–¿Estás menopáusico? –pregunta, visiblemente sorprendida, su amiga.
En algunas ocasiones, como ésta que nos atañe, María Eduvigis no es merecedora de ser calificada como amiga, pero Haddoquín, en sus cavilaciones, no se lo tiene en cuenta, así que prosigue.
–No. Peor. Es que ya puedo decir eso de…
–¡Lo veo! –interrumpe una María Eduvigis chisposa, decididamente dispuesta a enterrar su última decepción amorosa bajo gruesas capas de ironía trágica de mal gusto a costa de Haddoquín– ¡Una primicia! ¡Españoles: Franco ha muerto!
–¿Estás segura de que sólo has tomado té con leche? –pregunta desconfiado Haddoquín, echando una ojeada al mueble donde guarda el anís y descubriendo que está entreabierto de manera inusual– María Eduvigis, nena, ¡deja el anisette! Además, te recuerdo que Franco murió cuando yo tenía doce días. U si lo de Osvaldo te salió rana, no es culpa mía, ea. Lo que te iba a decir es que “¡es la primera vez que me siento en todo el día!


  –Uy, Haddo –se alarma María Eduvigis, recobrando temporalmente la sobriedad–, eso es muy de madre, sí.
–Ya lo sé. ¿Por qué te crees que te he dicho que estoy como mi madre? ¿Porque me disfrazo de Cleopatra en carnaval? ¿Por qué yo también me pregunto con qué amistades me junto? –replica, no sin mala leche, Haddoquín–.
–¡Ahhhhh! ¡Lo que me ha dicho!
María Eduvigis hace patente lo ofendida que se siente adoptando una pose algo teatrera. Lleva el dorso de su mano derecha a la frente erguida, entrecierra los ojos y pone en jarras el brazo izquierdo. De esa guisa, contraataca, como el imperio.
– ¡Si yo adoro a tu señora madre!
–Y ella a ti, supongo; a su modo, al fin y al cabo, apuesta a que acabarás convertida en una mujer de provecho, comme il faut! –concede Haddoquín, quien aprovecha esta tregua para retomar su conversación original–. Pues eso, que me lío con mil cosas, que tengo tropecientas cosas que hacer, que se me junta todo. ¡Y la semana sólo tiene siete días!
–Es verdad. Enseguida te despistas, cualquiera que te llama te aparta de tus propósitos, no llevas agenda, te organizas mal, pierdes el tiempo que da gusto... ¿Sigo? –pregunta retóricamente María Eduvigis en una nueva punzada irónica que está a punto de colmar la paciencia de Haddoquín.
Dos segundos y un respingo y una maquinación después, María Eduvigis tiene el atrevimiento de hacer una sugerencia.
–Lo que igual necesitas es un secretario. O mejor, una secretaria. O mejor todavía, una secretaria que te conozca bien, que sepa lo que te gusta, que conozca tus horarios, etc.
–Hmmm... pues igual...
–Alguien, no sé, un poco como yo…
–¡Stop! ¡In the name of love! ¡Vade retro!–grita alarmado Haddoquín, adivinando la intención de María Eduvigis– Lo que necesito es...
Haddoquín empieza a ver la luz y, envalentonado, continúa.
–Lo que necesito es poner un poco de orden en mi vida, centrarme en hacer las cosas… y hacerlas. No estar todo el día de pingo. ¡Nada de procastinar!
–¿Loqué? ¿Procastinar? –pregunta alterada– Eso suena a guarrada…
Haddoquín, embalado, pasa por alto la confusión semántica de su amiga y, mirando al frente, decidido, sigue con su perorata.
–¡Sí! ¡Organización, la clave del éxito! ¡Necesito organizarme bien!
–¡Ya! ¡Y yo necesito un novio rico!
–Sí, entre otras cosas –murmura Haddoquín–. ¡Organización! ¡Eficiencia! ¡Organización! ¡Sí!
* * * * * * * * * *
Pues sí, no te engañes, la organización es la clave para todo. Para distribuir bien los tiempos, espaciar los eventos, etc. Vamos, para que no te pase como a mí.

Hace unos días, mi agenda (en forma de pizarra) mostraba: musical, teatro y cine. ¡Tres días seguidos! ¡Agárrate! Que sería mejor ni calvo ni con tres pelucas… pero es lo que tocó. Que pasamos de la reclusión absoluta en el mundo rural durante meses y meses, sin ir a ningún sitio apenas, a estar tres días seguidos de jarana.

Así que ya sabes de qué van a ir las siguientes tres entradas del blog: del musical, del teatro y de la peli.

Y hoy toca la peli: Batman vs Superman.

Como adivinarás, fue un capricho del AMQP, que es fan de los superhéroes. Porque a mí se me va a pasar ver Brooklyn bien vista, pero... ajo y agua (o un miércoles que no tenga algo por la tarde y me pueda escapar a la civilización). Para una crítica más acertada, te aconsejo ver la opinión que da desgayficando y la de sus comentarios. Por mi parte, sólo puedo dar algunas pinceladas; totalmente subjetivas, que para eso son mías.

Metraje: se me hizo larga (la peli; lo otro, no me acuerdo)
Y eso, señores, hablando de superhéroes, dice mucho en su contra. Porque en una peli de superhéroes uno querría ver acción sin parar: a un señor volando con capita y el calzoncillo por fuera y a otro haciendo lo que quiera que sea que haga Batman. Pero no algo que casi parece un drama sensiblero de época.

Guión: del todo inexplicable.
Eso de que Gotham y Metrópolis están una enfrente de la otra, a tiro de piedra, casi como Alcobendas y Sanse, pero con una bahía entre medias, me ha dejado muerto difunto. ¡Qué menos que un océano! Pues no. Vamos, que en bus de la EMT vas de una a otra sin problemas.

Por otra parte, eso de que, siendo casi vecinos, Superman y Batman no se conocieran... lo veo cogido con pinzas. ¡Que son vecinos superhéroes! No de los de "uys, Pernilla, que me he quedado sin sal". Pero peor todavía es que, siendo Clark Kent periodista, no conociese a Bruce Wayne, un multimillonario que vive en el pueblo de al lado, recuerdo. Vamos, que como profesional, Superman deja mucho que desear (y Lois también, que también es de lo más pánfila). Y lo requetepeor: que Lex les invite a una fiesta y les trate de iguales... ¡No puede ser! Te pongas como te pongas. Porque Bruce es un millonetis y Clark un currito... no cuela que se entremezclen en una fiesta y menos aún que el anfitrión hable con los dos a la vez como si fueran iguales. ¡Que no! Que para algo hay clases sociales, señores guionistas. Para que los marxistas-leninistas nos puedan dar la matraca con lo de la lucha de clases, etc.

El guión tiene algunos giros imposibles. Como es una peli de superhéroes, no vamos a decir que sean imperdonables. Porque si lo piensas... Superman no puede tocar la kriptonita (hasta ahí todo normal) pero medio minuto después sí. ¿Porque él lo vale? No sé, un beso energético de Lois, un algo para darle fuerza extra, no sé... pero así, sin más, ahora soy más machote y puedo con la kriptonita, se hace muy raruno.

Iluminación: los iluminadores se fueron de vacaciones durante el rodaje, estaban de huelga, ligoteando por el móvil, haciendo la compra para la cena o a otros menesteres. Pero iluminando, eso seguro, no estaban.
¡Qué gris oscuro/negro todo, oiga! Las gafas 3D no sirvieron de nada. Porque está todo a oscuras y no ves nada. Que pensaba uno que iba a acariciar la musculatura supermaniana o batmaniana, pero nasti de plasti. Sólo merecieron la pena por el trailer de El libro del selva o Tarzán o algo que pasaba en la jungla, que mencantaron (y el anuncio de Turkish Airlines, buenísimo). Menos mal que el AMQP y yo somos muy ahorradores y llevamos dos pares de gafas 3D en la guatera del coche.

Vestuario: ¿por qué Batman va disfrazado de Robocop?
Ese traje que me lleva Batman es algo parecido a una coraza de acero-titanio-paladio-molibdeno-tungsteno... ese casco sin las orejicas... ¡Ése no es Batman! ¡Es Batman disfrazado de Robocop! Así que, Batman, ya puedes cantar eso de...


Protagonistas: sin palabras... sólo babas y más babas...

1. Superman.

¡Qué supermonérrimo es Superman!
Henry Cavill

O Clark Kent. O Henry Cavill.

Superman

¡Como se puede ser tannnnnnnnn mono! Ainsssssssss. No será Superman, porque Superman es Christopher Reeves, pero este advenedizo es tan... Ainsssss.

Y dice el AMQP que, al menos en la primera peli que hizo de Superman (¿y en esta también?), el traje era de lycra-elastán, es decir, que los musculitos son suyos (o del ordenador), pero no relleno.

2. Batman.

¡Madre mía qué mente tan atormentada tiene el pobrecito Batman! Ainssss, mira que en las pelis anteriores me caía mal, pero... qué penica da... Ni una sonrisa... jomío.

Batman
Eso sí, ¡qué interesante se ha puesto Ben Affleck! Así brutote... ¡Qué barbaridad! No lo recordaba tan tan tan tan... Ainssssss.

Batman
Hola, no sé si soy Bruce Wayne o soy de otra peli...

Conclusión: a nosotros nos salió la entrada con mucho descuento y nos llevamos las botellitas de agua de casa, pero pagar entrada de un finde, en 3D, más chuches más algo de beber... no lo vale ni remotamente. Como peli es flojita. La acción no me pareció nada del otro jueves para ver (o no ver porque todo es taaaaan oscuro) en sala, salvo para llevarse una alegría con los buenorros que están Batman y Superman.

Para ver en casa, sí, muy recomendable.

Henry CAvill
Pues sí, yo también te veo de muy buen ver, Ben

Comentarios

  1. Pues a mí me ha gustado bastante, eso sí, es exageradamente larga, yo le hubiera quitado al metraje media hora o tres cuartos de hora perfectamente.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Apoyo la moción, saca la tijera!

      Un abraaaaazo

      Eliminar
  2. ¡Ole esa MariTrini, que grannnde! Cuanto machacó la progenitora nuestros cerebros infantiles con esa mujer, ainsss, así hemos salido nosotros.
    Lo primero, fundamental organizarse aunque haya que contratar a Maria Eudivigis de personal-assistant ( que gran mujer tambien la Eudivigis, jajaja )...y en cuanto a la peli, yo no la he visto y no tengo pensado verla pero ¡¡¡vaya buen nivel de chulánganos!!! Que mira que me pone tontorrón a mi el Ben Affleck pero este Henry Cavill es el buenorrismo elevado a la enésima potencia, ¡que guapoooooo!, si yo fuese director o productor de cine le contrataría para todas mis películas porque así, por pestiño que sea el film, el público siempre iba a salir contento de mis producciones diciendo "por lo menos nos hemos alegrado la pupila con ese peazo de morlaco"....uffff, he metido "henry cavill" en el buscador de imágenes del Google y me están dando pampurrias, ¡que riquiiiiñooooo!
    Abrazos, capi mucha tranquilidad ¡y mucha resiliencia, recuerde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaj, ¿a que sí? Se sale del cine de una contentura... ;)

      Eliminar
  3. Para casa, mientras planchas, está bien...

    ResponderEliminar
  4. Hace ya muchas películas de comics que me cansé de los superhéroes. Espero que Henry Cavill haga otro tipo de cine porque si no me tendré que conformar con verlo en el Google.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También puedes imprimirte un poster en tamaño real ;)

      Eliminar
  5. Y ahora vas y nos cuentas lo del día 22

    ResponderEliminar
  6. ¡No me da la vida! Pero, sí, es lo suyo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡No te quedes con las ganas, di lo que opinas! ¡Gracias!

Lo que más os ha gustado de MMRyC

Kevin Costner ha vuelto

¿Puede haber algo que dé más miedo que AMQP, también conocido como ViET, eligiendo película? No, ya te digo yo que no; que le gustan las pelis con señores que echan rayos por los ojos. Eso lo dice todo.

El viernes se dio uno de esos momentos en los que el AMQP elige. Como la última peli la elegí yo (aunque pensando en él; ya te lo conté aquí), tocaba ceder. ¡Qué remedio! Pero, sorpresa, el Universo se puso de mi lado. Película elegida: La Lego película (no se han quedado calvos de tanto pensar, no). ¡Bien! Me apetecía. ¡Mejor que bien!
Pero hay algo que puede más que las fuerzas del Universo: Cinesa. Porque el plan "cenamos algo ligerito + vamos al cine + vamos a dar una vuelta y tomar algo" pasaba por una combinación de las dimensiones espacio y tiempo que sólo se produciría si el cine era el Proyecciones, de la mencionada Cinesa. Y Cinesa no estaba por la labor de colaborar. Hete aquí que el Proyecciones no tenía sesión de 22:00 de Lego, porque la consideran…

Los desapercibidos

- Haddoquín, sabes que ha sido Eurovisión, ¿verdad?
- Sí, claro. ¡Cómo no lo voy a saber! Los gayses llevamos un microchip con las fechas del eurofestival de aquí al año 2080 programadas. De hecho, también sabemos de antemano quien va a ganar. La más puta, la más divina, la más guarrilla, la más gritona, la más barbuda... (¿Alguna vez ha ganado un machote hetero?) Pero nos lo callamos. Porque somos parte de una conspiración marimasónica destinada a controlar el mundo... Ains, ya se me ha escapado el secreto. Cachis...
- Oh, cuánta sabiduría acumulas en tu cuerpo, que también acumula cada vez más kilos... ¿Y cómo así no has dicho nada de Eurovisión?
- Porque apenas lo vi. Fuimos a Villa-vicio-osa a ver una estupendísima Yerma, de Federico García Lorca (alumno de la ESO: es teatro, no cine, por eso no se escuchaba el Dolby Surround), en la que una amiga interpretaba muy bien a la vieja. Cuando acabó, ya tomando algo en una terraza, sí vimos algo. Como estaba de espaldas a la pantalla, …

Amor propio: 2%

Hace unos días, estando de vacaciones (síiiii, vacacioooones; ains ¡qué pronto se acaban!) me crucé con esta noticia sobre la felicidad y las formas de dormir en pareja.
Que dirás tú, a mí esto me suena... Pues sí; para variar, marilista, no te falta razón porque desgayficando ya comentó algo relacionado hace unos días, señalando los problemas potenciales (y tristemente reales con demasiada frecuencia) de dormir juntos: Que sí falta de espacio (asunto especialmente problemático para sacos de pulgas y hombres con extremidades de gran en-verga-dura).Que sí los ruidos de la noche, léase las serenatas de ronquidos del partenaire. Y eso sin entrar en los ruidos sobrevenidos tipo: despertador, radio, música, alarmas y notificaciones del móvil, chupar/morder (particularmente caramelos), etc.Las formas de domir, que es aquí donde la profunda investigación llevada a cabo se torna interesante por múltiples razones, como verás.La noticia dice "Si duermen separados por menos de 2,5 centímetros…

4 chungos y 1 tal vez

Como ya sabes (y si no, ya te puedes ir poniendo al día aquí), el AMQP y yo (además de un-angel y su EDSC; además de otros dos millones y medio de telespectadores) estamos enganchados a Casados a primera vista.

Pues bien, a falta de una semana para terminar y que de ayer no pudiésemos ver lo que paso, hoy te ofrezco un análisis riguroso y pormenorizado, estrictamente objetivo y científico, sobre las 5 parejas del programa. O no... 

¡Con puntuaciones incluidas!

Mónica y Pedro (los viejunos)

Físico: 7 + 3 = 10 puntos.
- Mónica es medianamente guapilla (sobre todo considerando su edad porque ésta es la pareja más mayor del programa), vale. Pero que alguien me explique cómo siendo de Lugo tiene ese moreno de piel. Ahí hay gato encerrado o cada vez que se da rayos UVA se dispara el consumo de energía en España... Nota: 7.
- Pedro es como un besugo y tiene pinta de ser muy fofo, aunque juegue al pádel. Está viejuno. ¡Es viejuno! Da grimilla. Muy poco follable. Nota: 3.

Carácter: 0 + 2 = 2 pun…

Acorralado

Seguro que te estás preguntando qué fue del estreno de la camisa rosa. Seguro, que nos conocemos. Sobre eso venía a escribir ahora pero... 
Pero hay una noticia de última hora.
¡Una serie de sucesos paranormales se han adueñado de mi casa este fin de semana!
Como lo lees, Maríaeduvigis.
Era de esperar, la verdad. Con lo mucho que le gusta al AMQP el Cuarto Milenio ese era cuestión de tiempo que los espíritus del más allá vinieran a manifestarse aquí. ¡Con lo bien que se manifiesta uno en la Puerta del Sol, leche! Pues no, porque al AMQP le pirra dejar la tele puesta para dormirse con Cuarto Milenio de fondo. A mí, como que me repele ver la tele en la cama y menos dormir con la tele puesta. Pero la semana tiene siete días, así que toca ceder algunos días, que otros ya cede él. Así que mientras el AMQP duerme plácidamente y ronca como un dinosaurio, uno, que querría estar dormido, escucha de fondo cómo convocan a los demonios, fantasmas y demás fauna de otros mundos.

Tanto ver Embrujadas que…