Subscribe

23 de febrero de 2016

4 chungos y 1 tal vez

Como ya sabes (y si no, ya te puedes ir poniendo al día aquí), el AMQP y yo (además de un-angel y su EDSC; además de otros dos millones y medio de telespectadores) estamos enganchados a Casados a primera vista.

Pues bien, a falta de una semana para terminar y que de ayer no pudiésemos ver lo que paso, hoy te ofrezco un análisis riguroso y pormenorizado, estrictamente objetivo y científico, sobre las 5 parejas del programa. O no... 

¡Con puntuaciones incluidas!

Mónica y Pedro (los viejunos)

Mónica y Pedro
¡Hala, ya te he pillao!
Físico: 7 + 3 = 10 puntos.
- Mónica es medianamente guapilla (sobre todo considerando su edad porque ésta es la pareja más mayor del programa), vale. Pero que alguien me explique cómo siendo de Lugo tiene ese moreno de piel. Ahí hay gato encerrado o cada vez que se da rayos UVA se dispara el consumo de energía en España... Nota: 7.
- Pedro es como un besugo y tiene pinta de ser muy fofo, aunque juegue al pádel. Está viejuno. ¡Es viejuno! Da grimilla. Muy poco follable. Nota: 3.

Carácter: 0 + 2 = 2 puntos.
- Mónica es una dominanta y controladora. Insoportable. No me extraña que todas sus parejas previas la dejasen (y que Pedro la vaya a dejar). Parece maja, pero la impresión te dura cero coma. Va de víctima, pero no cuela. Nota: 2.
- Pedro... Pedro... ¿alguien sabe algo de Pedro? Sólo sabemos que ha tenido muchos rolletes (sí, hay cosas que uno no logra explicarse). Menos carácter no se puede tener. Claro que se nota que Mónica le amarga. Nota: 0.

Sexo:
- Al principio parece que mucho (¡bien!), pero ahora parece que Pedro se ha puesto en plan estrecho (¡mal!). Mónica está desesperada. Como una zorra en celo, además de celosa. Nota: 4,5, a ver si recuperan el aprobadillo.

Extras: 5 + 10 = 15 puntos.
- ¡Mónica ha sido portada de Interviu! Sólo por eso, ya tiene nota: 5 points.

Mónica
¡Pedro, hazme un poquito de caso, mocete!
- Las amigas de Pedro y en especial ¡Alexia! Un clon de Leticia Sabater con visos de profesional cara. ¡Una bomba para el matrimonio! Cuando visitó al matrimonio, las cosas como son, me cayó muy bien, así que rectifico mi primera impresión: un clon majísimo de Leticia Sabater con visos de profesional cara pero con corazoncito. Nota: 10 puntazos para Alexia.
 
Alexia
¡Yo quería ser la Leticia Sabater!
Total puntos: 10 + 2 + 4,5 + 15 = 31,5 puntos (de 70).

Situación actual: Pedro está hasta los webs de Mónica, que está en modo ninfómana acosadora...

Pronóstico: chungo-muy chungo.
 
Bernardo y Andrea (los feuchis)


¡Qué asquito me das, jomío!
Físico: 2,5 + 2,5 = 5 puntos.
- Andrea es feucha. Lo intenta arreglar yendo de modernilla con mechas rojas, pero es tan fea que no se puede disimular. Igual con un burka. Ella debe ser consciente y ni lo intenta disimular y, para rematarlo, lleva todo el día cara de mala hostia. ¡Lo cansado que debe ser tener todo el día ese carácter! ¡Qué tensión! Así tiene el cuello... Nota: 2,5.
- Bernardo es muy feo también. Parece sacado de la Cromagnon Review. Aunque tiene unos ojos bonitos, las cosas como son. También tiene pinta de tener un pollón, que eso también importa un poco (o un mucho). En general, me resulta poco follable (al menos estando sobrio, igual con una cogorza bajaría el nivel y pasa). Nota: 2,5. ¡Tal para cual!

Carácter: 0 + 0,5 = 0,5 puntos.
- Andrea es una borde del copón. Áspera, seca... un coñazo de tía. ¡Y además, por lo que se ha visto, es guarra y sucia! Lo peor. Nota: 0.
- Bernardo es un poco romántico (es decir, ¡lerdo!) y parece nacido para sufrir porque intentar una y otra vez que Andrea caiga rendida a sus encantos. Tiene su mérito... pero no se puede perder la honrilla de esa manera, ¡calzonazos! Parece oveja, pero también tiene pinta de ser un poco lobo. A mí me parece que tiene buen corazón. Nota: 0,5 porque en Nueva York lo del tandem y el parque estuvo bien.

Andrea y Bernardo
¡Qué hago yo en Asturies!
Sexo:
-¿Sexo? Ni de coña. A Andrea, Bernardo le repele (y lo raro es que Andrea a Bernardo no; debe ser el nivel de salidismo, aunque creo que una oveja sería mejor compañía que Andrea). ¡Si hasta en la boda le hizo la cobra! No han compartido cama nada más que una noche, con la gran muralla china en forma de almohadas entre medias. ¿Para qué se presentó Andrea al programa? Nota: 0.

Extras: 4 + 9 = 13 puntos.
- Andrea tiene un chucho que cae mejor que ella: 5 puntos para el chucho. Pero también tiene hurones: -1 por tener esos bichos guarros. Nota: 4 puntos.
- Bernardo tiene un hermano, Marcos, del que sólo se puede decir... ufffffff, pero que uffffffff. ¡Qué calores con el hermano! Muy majo y muy pero que muy follable. 10 puntos por el hermano. Ahora, Bernardo habla con un acento asturiano tan cerrado que se ha ganado -1 punto por cateto. Nota: 9 puntos.

Bernardo
¡El hermanísimo! ¡Me lo pido!

Total puntos: 5 + 0,5 + 0 + 13 = 18,5/70 puntos.

Situación actual: divorciados. Punto y final.

Pronóstico: ninguno quiere volver a ver a Andrea, ¡qué alivio! Bernardo porque es una borde. Andrea porque si se mira al espejo y lo rompe de lo fea y malonga que es.


Cristina y Tito (los jovencitos)


Tito y Cristina
¡Vivan los novios! Ains, pero si no se conocen...
 Físico: 9,5 + 9,5 = 19 puntos.
- Cristina es guapetoa. Y joven. Y rubia de bote (el AMQP me precisa que no, que son reflejos sobre tinte castaño). Eso es una combinación insuperable. Nota: 9,5.
- Tito es gogó. ¡Es gogó! ¡Y está como un queso! Mira que se ha dejado ver poco sin camisa (que a veces las lleva abrochadas hasta el botón de arriba). Pero cada vez que lo ha hecho al AMQP casi le da un telele de la emoción. Nota: 9,5, 9 por el cuerpazo +0,5 porque el pisha es de Cádiz y es muy gracioso. No tiene un 10 porque lleva un tatuaje macarra.

Macarra
Ves como el tatuaje es muy macarra...

Carácter: 0 + 5 = 5 puntos.
- Cristina es boba perdida y no hay más. ¿De qué va? Chica, hay que ser un poco más positiva en esta vida. Un poco más alegre, nena. Además, vamos a ver, pinta de paradita no tiene, pero está de lo más tímida y cortante. Muy fría. Vamos, totalmente frígida. Nota: 0.
- Tito es gogo ¿Lo había dicho ya? ¡Es gogó! El chico se esfuerza por agradar, algo tipo Misión Imposible porque Cristina es de hielo y no cede ni un ápice. Por ponerle ganas: 5 puntos.

Tito y Cristina
¡Pisha, a ver si me haces más caso!
Sexo:
- Cristina debe ser la mujer más incomprendida de España y parte del extranjero: tiene a Tito más salido que el pico de una mesa y ¡no pasa nada de nada! ¡Que es gogó, coño! ¿Alguien lo entiende? Ella, aunque es muy reservada, un poco pinta de guarrila también tiene. Pero que no quiere la tía y no quiere... ¿No se habrá depilado? Nota: 0.

Extras: 3 + 10 = 13 puntos.
- Cristina es como la física teórica: no se entiende. Igual es que es muy jovencica, no sé... Venga, que no se diga que la tengo manía... Nota: 3 puntos.
- Tito tiene una madre estupenda, esa señora es un solete, si hasta comió calçots y todo; y tiene una hermana que aspira a ser la doble de Bimba Bosé en apariencia y también en tamaño. Además, ha tenido las narices de irse a Barcelona, nen. 10 punts.

Hermana
Hello, it's me!
 Total puntos: 19 + 5 + 0 + 13 = 37/70 puntos.

Situación actual: Tito está desesperado porque no logra congeniar ni follar. Cristina, una cosa te recuerdo, chica: ¡que es gogó! ¡Deja de echarle la bronca y échale un polvo!

Pronóstico: malongo y no sólo porque Cristina no se relaje y se suelte la melena sino porque no parecen tener nada en común.

Sabrina y Jonathan (los amorosos)

 
Jonathan y Sabrina

Físico: 10 + 9 = 19 puntos.
- La presentación de Sabrina fue inenarrable. Podía haber dicho perfectamente "Hola, soy puta y mi tarifa es..." Es guapa, aunque está por comprobar porque lleva 10 cms de maquillaje encima. Tipazo tiene. Y nariz también, pero, vamos a ver, si se llama Sabrina, ¡como la bruja que movía la nariz! Nota: 10.
- Jonathan es muy achuchable por lo happy que es. A mí me da la sensación de que es algo pequeño, pero no, no... Está potente y con un nivel de follabilidad muy aceptable. Nota: 9, se le ha ido la mano con los puñeteros tatuajes macarras.

Carácter: 8 + 9 = 17 puntos.
- Sabrina tiene las cosas muy claras y va a por ellas. Que va a por Jonathan, saca todo su armamento y a por él. A nosotros nos da que le gustan los tíos siempre que, condición indispensable, tengan dinero. Chica lista. Me gusta porque lo tiene claro. Quiere avanzar. Nota: 8.
- Jonathan me parece algo simple. De hecho, no da ni una con la pronunciación de cualquier palabra de uso no cotidiano para él. No lo debe ser tan simple, pero me lo parece. También me parece un encanto y muy gracioso. Es que es muy positivo. Tiene un punto "paso de todo" y le sonrío a la vida. Así sí. Nota: 9 puntos.
 
Jonathan y Sabrina
¡Que nos vamos de running y luego de sunning!

Sexo:
- Parece que mucho y que ha sido del bueno. ¡Bien! Aunque no me lo termino de explicar porque a mí Jonathan me parece un poco rarito. Para ser exactos, me parece que tiene un puntito femenino. Para ser mucho más exactos, es más marica que tu y yo juntos. Aunque él todavía no lo sepa. Y Sabrina tampoco. ¡Si es como ver a Víctor Sandoval! Nota: 10.

Extras: 8 + 1 + 2 = 11 puntos.
- Al hermano de Sabrina habría que decirle que el pelo no se puede llevar a así. Y menos si quiere ligar con la hermana de Jonathan. Porque ahí, entre hermanos, hay una pareja potencial muy buena. La verdad es que la familia de Sabrina parace muy maja. Nota: 8 puntos.

Hermano de Sabrina
A la hermana de Jonathan no se la ve, pero es muy guapa
 - Por parte de Jonathan: ¡Jodo con Marisa, la madre! ¡Vaya suegra te ha tocado, Sabrina! Más mala que la bruja de Blancanieves. Desconfiada a más no poder, no podía tener más mala impresión (y más celos) de Sabrina. Una puta cabrona en toda regla. Pero tiene un punto débil: es beber un poco y largar lo que no debe (o sí debe), además de darle al bingo. Como Sabrina es chica lista, le ha cogido el punto y la va a acabar teniendo en su mano comiendo. Ainssss, Marisa, no se puede ser tan mala y dejar ver tus puntos débiles a la primera... Nota: 1 puntos, por mala y borrachina.
Marisa
¡Soy más bruja que mi nuera, hip!
 - Los amigos de Jonathan, ¿los sacarón de una orgía de gayses? ¿Seguro que Jonathan no es gay? Nota extra: 2 puntos.

Total puntos: 19 + 17 + 10 + 11 = 57/70 puntos.

Situación actual:en general, parece que se llevan bien, que se lo pasan bien... aunque Sabrina parece ser algo celosa y de Jonathan se sabe demasiado poco.

Pronóstico: podría ser, oiga.


Alberto y José Ramón (la maripareja)


Alberto y José Ramón
¡Qué gonito es el amor, mari! ¡Y qué calor hace en el Caribe con traje, quillo!
 Físico: 7 + 9 = 16 puntos.
- Alberto es mono. Tiene una orejas que ni los gremlins en sus peores momentos, pero tiene cierto encanto. Para mí, es demasiado flacucho. Pinta de pollaza. Melofo, nomelofo... nomelofo. Nota: 7.
- José Ramón es adorable. Es tan cuqui... Tiene una sonrisa... Ainsss... melofo. Nota: 9 por los marrrditos tatuajes (está visto, debía ser condición indispensable para ir al programa).


Carácter: 7 + 8 = 15 puntos.
- Alberto es muy majo y cae muy bien, aunque no se le entienda cuando habla porque es de Zevilla, aunque residente en Madriz. Vive por Chueca, es bailarín... Pero... parece que pasa un poco de José Ramón por las cosas que le suelta y... horror de horrores: se va a ir a Londres un año. ¡Coño, si te vas a ir a Londres, ¿para que buscas churri en España, so cabrón?! Nota: 7 points para el que se va al Guayominí.
- José Ramón es tan cuqui que, sin gustarle la multitud del gentío capitalino, se ha desplazado a Madrid para estar con su maridito (que no trabaja y se podía haber ido a Murcia, ¡qué bella eres!). Es tan cuqui que se amolda al chucho de Alberto. Es tan cuqui... que lo de Londres le deja frito, Agapito. Y no me extraña. Nota: 8 cuquipuntos.


José Ramón y Alberto
Cuquibeso
Sexo:
- Son gays, así que todo el día dale que te pego, claro. ¡Viva! Aunque las cámaras no lo han mostrado y no sabemos qué es quien. A mí me da que son versátiles los dos. Además, José Ramón es tan cuqui que tiene que ser todo amores. Nota: 10.

Alberto y José Ramón
¡Qué calentita está el agua!
Extras: 1 + 8 = 9 puntos.
- De José Ramón hay poco extra que decir porque apenas se ha visto nada. La madre parecía buena gente. Nota: 1 punto extra.
- ¡Qué ojazos tiene la madre de Alberto! 1 Punto por ojo = 2 puntos. Además, se da un aire a Angelica Houston: + 1 punto extra. Y sobre todo está... Alexander, el amigo de Alberto. Ainssss. ¡Qué sudores! ¿Se puede ser más guapo? El momento en el que le dice a Alberto "¿Te la meto en el probador?" y él responde "¿El qué?" merece ser un momento de oro de la televesión patria. A mí me da que estos no son sólo amigos, que ahí hay algo...Nota: 8 puntos.
Nota mental: si yo fuese José Ramón, me iba con Alexander, que está mucho más potente, es mucho más monérrimo, seguro que folla de vicio, segurísimo que es rico... Vale, lo digo ya: ¡quiero un spin-off con Alexander de prota.

Alexander
¡Métemela en el probador!
Total puntos: 16 + 15 + 10 + 9 = 50/70 puntos.

Situación actual: buena, pero las puntuaciones han salid decreientes. De hecho a mí me da que la relación se ha enfriado mucho... ¡con lo bonito que fue el momento jacuzzi!

Pronóstico: ¿tú a Londres, yo a Murcia?

* * * * *

Y a ti, ¿qué te parecen las parejas? ¿Les ves futuro? ¿Crees que el "método" ha funcionado?

17 de febrero de 2016

CAPV



─Ainsssss, María Eduvigis, que me he enganchado… ─confiesa pesaroso Haddoquín, casi entre lágrimas─. ¡Si es que no tengo fuerza de voluntad y siempre caigo!

─Chico; eres débil; pero no pasa nada, rey ─afirma María Eduvigis ligeramente preocupada, justo antes de que la curiosidad asome por su limitado intelecto─. Pero, dime: ¿a qué te has enganchado? ¿A algún videojuego?

Sexy
Aquí los protagonistas del videojuego
La cara de Haddoquín no puede revelar mayor consternación. ¡Si desde que se desenganchó del Buscaminas no se ha enganchado a ningún otro! Bueno, con excepciones… el Monopoly City Streets tenía su punto, eso de levantarse a las 6 para buscar calles en Bangladés y carreteras de montaña en Estados Unidos y Canadá... Ainsssss, ¡qué tiempos aquellos!

─Nada de juegos. ¡Esto es muy serio! ─responde Haddoquín, ofreciendo a su vecina inseparable una galleta danesa de mantequilla con la que procura que se llene la boca y deje de decir sandeces─.

─Haddo, ¿te has enganchado al porno? ─María Eduvigis apenas si puede pronunciar esa palabra tabú, mientras siente que la curiosidad crece en su interior─. ¿Compras el Playboy?

Porno
¿Dónde está el Playboy?
Haddoquín no sabe qué pensar de su vecina. ¿Siempre ha sido así o la estulticia se desarrolla a base de titánicos entrenamientos? Así que decide evitar la pregunta y avanzar el objeto de su enganche.

─¡Me he enganchado a CAPV! ─suelta Haddoquín a bocajarro─.

─¡La Comunidad Autónoma del País Vasco! Con lo verde que es Euskadi, ¡me parece muy bien! Y con lo bonito que ha quedado, Bilbao, pues, oye… me parece muy bien… Mejor de Euskadi que de Sudán del Sur, que ahí sólo tiene que haber polvo…─resuelve la amiga, preocupada por el aspecto práctico de la cuestión─. Que del País Vasco se pueden hacer publirreportajes muy bonitos, hombre.

─¡Qué Bilbao, qué San Sebastían o qué Vitoria! A ver, que los cuatro apellidos vascos no me los quita nadie, que para eso tengo ancestros de las Vascongadas ─exclama Haddoquín con vehemencia, tanta que María Eduvigis pega un respingo y lanza una mirada sospechosa─. CAPV es… ¡es otra cosa! ¡Lo más!

─Pues, chico, no caigo…

─CAPV son las siglas de Casados a primera vista.

CAPV
─Ahhhhhhhh. ¿Y eso qué es?

─Un programa que se emite los lunes por la noche en Antonia 3.

─¡Ahhhh, por engancharse a un programa de la tele no pasa nada ─concede, visiblemente tranquila, María Eduvigis─! Yo soy seguidora de… ─y comienza a enumerar una larga lista─. ¿Y te gusta CAPV?

─ Contra pronóstico, sólo puedo decir que ¡mencanta!─Haddoquín víctima de la emoción ha dado un brinco, volcando la caja de galletas danesas: ahora yacen, todas deshechas, por el suelo, para alegría de Trasto y Gerundio─ ¡Mencanta muchísisisisissimo!
 
─¿Y de qué va? ─pregunta María Eduvigis, ignorando por completo que el nombre, Casados a primera vista, revela (al menos parcialmente) la naturaleza del programa.

─Fácil. Va de que te quieres casar, pero no encuentras rival, digo pareja. Y eso, si te quieres casar, reconozcámoslo, es un problema. De los importantes, además.

─Ainssss, Haddoquín, ¿te quieres casar? ─la cara de María Eduvigis se ilumina─.

Francesco D'Macho
Amor a primera vista
─Shhhh, que estamos hablando del programa, no de mí ─zanja Haddoquín─. Así que, volviendo al tema, ¿qué haces si te falta el partenaire?

─¿Te vas a un bar?

─No me seas antigua, María Eduvigis. ¿A cuentos novios has encontrado tú en un bar?

─Pues… no sé, pero el alcohol desinhibe y facilita la comunicación, así que igual conoces a alguien interesante, majo, soltero, guapo, rico… Bueno, vale, igual es un poco difícil. Nada de bar, ¿abres un perfil en una aplicación de ligoteo?

Movil gay
Imagen robada del móvil de Haddoquin
─Error ─sentencia Haddoquín, muy categórico y haciendo ojos ciegos a su propia experiencia─. Ahí sólo están los salidos que sólo quieren llevarte a la cama. O peor, al asiento trasero del coche. O peor aún, a un descampado.

─Bueno, pero los salidos también son personas y tendrán su corazoncito tierno y romántico, ¿no, Haddoquín?

─¡Qué no! Si necesitas a la contraparte para la boda, te vas a una agencia matrimonial moderna, fiable, seria, profesional… que te garantice afinidad de gustos, pareceres, opiniones y placeres ─Haddoquín se embala─. Una agencia que cuenta con un método megasuperhiperinnovador… ¡que te empareja con tu media naranja! ¡Como lo oyes, reina!

─Pues, suena muy bonito, pero no sé ─duda María Eduvigis─. A mí eso de “método” suena un poco chungo, a dieta adelgazante. Y si el chorbo que te agencian va a ser tanta tortura como una dieta para adelgazar, no sé yo, Haddoquín. No lo veo.

─¡Qué insensateces tienes, querida! El “método” consiste en un complejo mecanismo basado en preguntas muy avanzadas.

─A ver, dime una pregunta, por ejemplo.

─Te preguntan: ¿eres más de la brisca o del julepe?

 ─De solitarios ─responde María Eduvigis─. ¡No me mires así! ¿Qué pasa? ¿No me pueden gustar los solitarios? 

Juego cartas gay
Ni la brisca ni el julepe, ¡solitario!
─Ese no es el espíritu propicio para encontrar pareja, chata.

─¡Pero si yo no quiero que me encuentren pareja! ─María Eduvigis parece ofenderse; lo hace, lo que dura la mirada cruel de Haddoquín─. Bueno, sigue, que no estábamos hablando de mí. ¿Qué más preguntan?

─A los chicos, les preguntan si les gustan los musicales, por ejemplo.

─¡A mí sí! ¡Mencanta Moulin Rouge! ¡Y Miss Saigon! ¡Y Wicked! ¡Y Les Mis!

─Ya, María Eduvigis, pero no eres  hombre.

─¿Y qué tiene que ver ser hombre? ─pregunta, inocente, la rubia─. ¡Vivan la igualdad y la paridad de sexos!

─ A ver cómo te lo explico… si eres hombre y te gustan los musiciales… ¡eres gay!

Gay music
Pero si no tengo pluma...
 ─Ahhhhh, eso explica algunas cosas… ─reflexiona, por raro que pueda parecer, María Eduvigis─. Por eso… entonces… ahhhh… ahora entiendo…

─Pues eso, que a partir de las respuestas de los solicitantes, un algoritmo de búsqueda más avanzado que el de Google calcula las compatibilidades entre los aspirantes a prometidos. ¡Y calculando las puntuaciones, haciendo una rotación Varimax y no sé qué más, encuentra a tu pareja ideal de entre toda su base de datos!

─¿Y eso es fiable? ─duda María Eduvigis, sin poder ocultar sus reservas.

─¡Claro, mujer! Es más, una vez que se identifica la pareja, les ofrecen coger el avión y casarse en México! Y les pagan el avión. Y les organizan la boda. Y les llevan de luna de miel ─la emoción se adueña de Haddoquín─. ¡Más bonito todo!

-¡Pero si no se conocen!

─¡Y qué más da! El “método” ha dictaminado que son altamente compatibles. Son perfectos el uno para el otro. ¡Qué más da conocerse, seguro que se llevan bien y son tal para cual!

─¿Y por qué se casan en México?

Mejico Gay
¿Para qué es la gallina?


─Porque México es taaaaannnnnn lindo. Bueno. Y porque esos matrimonios no son legales en España. Así que se casan en México y luego se formalizan los papeles en España. ¡Todo tan bonito y tan fácil!

-Me parece algo extraño, Haddoquín ─recela, María Eduvigis─. Igual va la gente en plan “que me paguen un viaje a México y una luna de miel por la cara bonita, que luego ya me divorcio; y mientras salgo en la tele y saludo a mi madre”.

─¡Tonterías! Que desconfiada eres, jamia. ¿Quién iba a hacer eso? Además, ¿sabes una cosa?

─¿Qué?

─¡Que el AMQP y yo estamos pensando en presentarnos!

─¡Pero si ya os conocéis!

─¡Qué más da! No lo decimos en la agencia… el “método” nos asignará por nuestra alta compatibilidad ─y Haddoquín continua, exhultante─: ¡y nos pagarán el viaje a México, nos organizarán la boda y nos llevarán de luna de miel!

─Pero… ¿te quieres casar?

─Shhhh, que estábamos hablando del programa, no de mí.

Silencio
Ssssshhhhhhhh

7 de febrero de 2016

En la era Galdós

Como ya sabes, la nueva vida en el mundo rural está siendo muy satisfactoria (aquí te lo contaba). Pero también tenía sus cosillas y anécdota: los bichos, en primer lugar (click para más detalles); la venganza de las podas, en segundo (más click para más detalles).

Se supone que hoy iba a hablar del transporte. Porque vivir a 20+20(+20) minutos del putocentropuntocom en coche es lo que tiene. Mi pueblo no tiene estación de tren. Sí contamos con un autobús cada hora a la city. Así que, si quieres ir en transporte público (mi caso, para ir a trabajar evitando el monumental atasco de la M-40), tienes una pequeña aventura.

Gay bus
Aquí, esperando al bus, con el AMQP. Lo que tarda en llegar...
Pero como estos sin sabores no resultan especialmente interesantes ni atractivos y, en el fondo, tienen un lado bueno (lo que me cunde la lectura en el tren, oiga), voy a pasar al cuarto y último asunto espinoso del mundo rural.

Pese a estar cerca de la capital del reino, mi pueblo es muy pueblo. No es una miniciudad, como pueden ser Las Rozas, Tres Cantos o Alcalá. No. Es pueblo, pueblo.

¿Que cómo lo sé? Porque cumple la condición de todo pueblo para serlo. ¡Vivir en la era Galdós!

¿La era Galdós?

Pesetas
Hola, don Benito
Sí, la de don Benito (Pérez Galdós). Alumno de la ESO, Galdós, además de salir en los billetes de 1.000 pesetas antiguos, es uno de los mejores novelistas en lengua española y de la literatura universal; fue candidato al Nobel varias veces, pero los motivos políticos lo impidieron (la política española siempre ha sido igual).

Como no podría ser de otra forma, al llegar al pueblo, ha tocado hacer algunos trámites.

Y, claro, estás en un pueblo. Aahhh, haber pedido muerte. En un pueblo, no sueñes con la administración electrónica del Ayuntamiento de Madrid; no, toca enfrentarse a la burocracia galdosiana municipal. De vuelta al Siglo XIX sin pasar por las hombreras de los 80.

Gay man
¿Me pongo las hombreras?
Que si la funcionaria municipal que tiene que informar del asunto X no está porque está de vacaciones (y está en su derecho, oiga); que si cuando ya ha vuelto de vacaciones, no está porque ese día no ha ido a trabajar porque estaba mala (pobreta), que si hoy sí ha venido pero no está en su sitio porque ha salido a... Y así pasan los días.

También he aprendido que en Correos, la reina es la funcionaria viejuna que está en la ventanilla de cara al público. Que quiere darte la carta certificada, te la da por hacerte un favor porque ese día se siente magnánima; que no quiere darte ese paquete de Amazon, en el que va el regalo del AMQP y del que tienes la confirmación de Amazon de que ha llegado, pues no te lo da porque ella es la dueña absoluta y quiere quedarse con él.

Las cosas son así.

Pero como uno es un chico listo (incluso brillante) y está preparado para la vida moderna... ¿qué he hecho?

¿Hay funcionaria que se resista a la adulación y sonrisa amable de un mozalbete en edad de merecer? ¿Hay funcionaria que se resista a la pena y rechace la posibilidad de hacer la obra buena del día? Ahhh, la vanidad y la pena, esos sentimientos tan poderosos...

Sexy man
Cara y mirada a la que ninguna funcionaria se resiste

Con una hábil y certera combinación de: sobornos A) sonrisas; B) hacerse oportunamente el tonto/despistado; C) alabar el trabajo de la Srta. Funcionaria, sin el cual, el mundo no podría girar, ya estamos empadronados en el Ayuntamiento y ya hemos dado de alta a Trasto y Gerundio en el Censo municipal de animales domésticos.

Así seguimos, a la espera de que lleguen algunos papeles más para seguir tramitando más papeles...

Así es la era Galdós.

Paradójicamente, estamos a la espera de unos papeles que tienen que llegar del Ayuntamiento de Madrid. Con ellos (y otros muchos más que ya tenemos) en la mano, el siguiente papeleo será ya en el Registro Civil / Juzgado de Paz.

5 de febrero de 2016

Si podas, no conduzcas

En mi éxodo rural inverso hay un elemento clave: el jardín. Bueno, hablemos con propiedad: la finca. Lo de la latifundio me suena pretencioso.

Si te vas a vivir a 20+20(+20) minutos del putocentopuntocom de Madrid, tienes que irte a una casa, casa, nada de pisos ni apartamentos. Por supuesto, en tu marcha al mundo rural, quedan vetadas todas las urbanizaciones de acosados y pareados. Buscas una casa a los cuatro vientos. Y buscas una casa con una parcela maja.

El concepto parcela maja es variable, según el gusto y antojo de cada cual. Pero el muy puñetero satisface una condición inequívoca: es incrementalista. En tus sueños color de rosa, empiezas pensando en una parcelita que bordee la casa, unos 400 metros cuadrados; no necesitas más para poner tus tiestos y tus rosales para espiar al vecindario. Luego, utilizas un programa avanzado de diseño, la telesketch, y ves que eso no es nada, que no tienes dónde plantar tu huerto ecológico. Drama de la humanidad.

EGB
Alumno de la ESO, esto no va por ti...
Así que empiezas a buscar parcelas de 750 metros cuadrados. No hay color. Ya te cabe el huerto, el depósito de agua de lluvia, la caseta para bártulos de jardín y picadero ocasional... pero cuando ves una, te planteas: ¿dónde pongo la piscina?, ¿dónde pongo el jacuzzi?, ¿dónde pongo el tendedero? Imposible.

Total, casi sin quererlo, te plantificas con una parcela de casi 1.500 metros cuadrados. O lo que es lo mismo, 1.500 metros cuadrados de jungla. Porque mi finca estaba algo abandonada. Es decir, las plantas ornamentales bonitas secas y las feas y las malas hierbas felices de la vida.

Damien Crosse
Mi jardinero se llama Abraham y me va a dejar el sembrao hecho un primor
Y dentro de esa mezcla entre abandono y jungla, la reina de la finca es la adelfa.

Adelfa o Nerium oleander, para los finolis.

Nerium Oleander
¡No podrás con los chuchis!

Por si no lo sabías ya, la adelfa es una plantita que se da muy bien en nuestro país por cuestión del clima (no tiene muchas exigencias de agua), que tiene unas inflorescencias llamativas (lo que traducido significa que echa unas florecitas tirando a monillas), normalmente rosas o blancas, que forma unos arbustos medianamente frondosos que pueden venir muy bien para hacer seto... pero... siempre con los peros.

Pero la adelfa es venenosa no, lo siguiente. Raíces, troncos, tallos, hojas, flores, efluvios, vapores. Nada se libra del veneno adelfil. Tanto es así que, en España, está prohibida su comercialización por BOE. Aunque sique estando en muchos viveros, además de estar en prácticamente cualquier parque, como seto decorativo en muchas calles y en las medianas de casi todas las carreteras que se precien.

Pues bien, en nuestra casa, justo enfrente del porche (léase, porschhhhh) del Oeste, justo dando a la entrada principal de Chez Haddoquin, hay un alcorque (palabra bonita, oiga) en el que había una vitalísima adelfa. La alegría de la casa.

Y digo había porque casi lo primero que hicimos al llegar fue podarla.

Por el bien de los chuchillos. En el fondo me preocupo por ellos.

Dirás tú que mucha enjundia no tiene eso de podar la adelfa. Coges la motosierra y rrrrrrrruuuunnnnnnn. Porque la motosierra lo mismo sirve para exterminar arañas que adelfas; puede con todo. Pues, bonita, te equivocas de cabo a rabo. La adelfa medía unos dos metros algo de altura. Era grandecilla, así que los puñeteros troncos tenían un tallo central de unos 30-40 centímetros (con esas medidas me pierdo). Bien enterrados y enraizados. Así que ha tocado acabar con ella a base de azada y pico. Y como el AMQP dice que cavar le provoca dolor de riñones (coño, y a mí y a todo el que coja azada o pico), ya capté a quien le iba a tocar lidiar con la base de la adelfa.

El domingo fue el día de la verdad. Desde que me desperté lo tenía entre ceja y ceja (modo cejijunto: on) y me puse como un machote a darle con la azada (a falta de hacha).

Como un aizkolari, oye pues.
Aquí, con el hacha en mano y con el amigo Patxi

Como buen leñador canadiense.
Leñador canadiense
Aquí, antes de perder el hacha
 ¿Y qué pasó?

Pasó lo que tenía que pasar: Haddoquin 1 - Adelfa 1.

Porque después de más de dos horas y media de machacarla, acabé con ella. ¡¡¡Un exitazo!!! Haddoquín 1 - Adelfa 0. Todo sudado (hmmmm, pensarás, guarrilla), a celebrarlo a la ducha (más hmmmm, so guarrilla). Luego, ya limpito y arreglado, me fui a hacer la compra al pueblo de al lado.

Pero menos de dos horas después, la adelfa casi acaba conmigo. ¿Por el esfuerzo desmedido que me dejó exhausto? ¿Por los efluvios y vapores adelfiles? ¡Qué sé yo! Lo que sí sé es que me dio una bajada de tensión... Haddoquín 1 - Adela 1. ¡Veía doble! ¡El suelo se movía sólo! Y eso de empalidecer y ver doble e inestable no me había pasado nunca, nunca, nunca. Ainsssss. Y eso no mola. No mola nada.

Gay doble
Vale, esta visión doble sí mola un poco

Y sobre todo, lo que no mola es que fuese tan solo cinco minutos después de haber vuelto en coche de hacer la compra... Glups. Dejé junto al coche del AMQP, con un hueco entre los dos laterales de los coches para pasar entre ellos y llevar cosas al trastero. En el segundo viaje al trastero, ya los dos coches se veían más juntos que cuando aparqué. Y en el tercer viaje al trastero, los dos coches estaban superpuestos sin espacio entre ellos... y el suelo empezó a moverse... llegué de aquella manera a la puerta y al sillón hasta que el mundo dejó de girar.

Y digo yo, si eso me llega a pasar un cuarto de hora antes, conduciendo por una carretera de un carril por sentido un domingo radiante con tráfico, ¿dónde estaría ahora? ¿En el jardín criando malvas? ¿O acaso criando adelfas?

Ya sabes, si podas adelfas, no conduzcas.

3 de febrero de 2016

Mi vecina de cama

El mundo rural tiene sus ventajas.

Algunas de ellas son evidentes para todos. Por ejemplo, el nivel de polución del aire (lo digo por la primera acepción de la palabra, no la segunda, que hasta no demasiados años era la primera) es algo mejor que en la capi, lo que hace que, además, nos ahorremos los maravillosamente bien diseñados y mejor gestionados protocolos medioambientales de Madrid.

Ahora bien, como te decía el lunes, también tiene algunas cosillas. No muchas, pero sí algunas. La primera es... mi vecina de cama.

Sí, has leído bien: vecina, con a. Para tu tranquilidad (y la del AMQP), vecina ocasional, nada más. Y sin que la cosa llegase a mayores (porque yo no quise, bonita, que tú te morías de ganas).

El segundo o tercer día de estar aquí, estaba yo leyendo-dormitando en la cama, en plan odalisca lectora.

Matisse
Si Matisse me hubiese conocido, ¡qué diferente hubiera sido este cuadro!

Con el AMQP viendo la tele en el salón (él es muy de la  tele en la que sólo sale Belén Esteban, salvo cuando cortan la emisión para dar alguna noticia o poner Pasapalabra).

Todo perfecto hasta que una araña (¡una araña!) tuvo a bien pasearse por su lado de la cama (muy considerada al hacerlo por su lado). ¡Una araña en mi cama! ¡Ahhhhh!

Una araña tamaño medio-pequeño, aunque en su momento a mí me pareció que era la Aragog de Harry Potter. Pero, vamos, no dicen que el tamaño no importa. Pues eso: ¡una araña!

Crisis existencial: ¿qué haces con una araña en la cama?
- ¿Te la follas? ¡Ni de coña! Que ella igual tenía ganas, pero yo no soy aracnofilio.
- ¿La matas ahí? ¡Ni de coña! Que igual luego te deja un charco de sangre arácnida en las sábanas y no se va...
- ¿La coges porque es un animalillo de Dios y la sacas a la finca? Repiensa: ¿coger eso? ¡Ni de coña!

Moraleja: te quedas viendo su paseíllo (¡qué buen título para una peli: "El paseíllo de la araña asesina"!), ahogando un marigrito (uno o muchos marigritos).

La araña se paseó. La araña se volvió a pasear. Tanto tiempo pasó que hasta a mí me pareció ridículo y logré pergeñar un plan para su erradicación y exterminio; me levante para su ejecución y... la puta araña desapareció detrás de la cama. ¿Por dónde? Iker, te necesito. Porque esa pared no tiene agujeros visibles.

Araña gay
Araña mamarracha
Algo le comenté al AMQP, quien percibió cierto tono cómico a la situación y se choteó de mí. No me explico ni el cómo, ni el dónde ni el porqué de ese punto cómico... Pero algo me hizo pensar "Haddoquín, eres como una princesita Disney; ya tienes el maricertificado oficial para cantar el Let It Go! de Frozen".

Los días siguientes, obvio, se impuso mirar dentro de la cama, por si había vuelto la visitante. Que no. Por el suelo, por detrás de la cama... etc. Sin rastro. Una araña confundida en una noche de invierno. Fin de la historia.

¡Y un cojón fin de la historia!

Menos de una semana después, la araña madre de todas las arañas apareció en el baño a unas horas intempestivas. Mira que me gusta poco levantarme por la noche pero... el té es muy diurético.

Allí que iba yo, al baño, casi dando saltitos y agarrándome la cola, como los niños pequeños... pero con la visión de la madre de todas las arañas, se me pasaron las ganas de hacer pis ipso facto. Entre en modo parálisis, hasta que el eco lejano del Let It Go! sonaba débilmente en mis oídos.

Así que, en un alarde de valentía (muy inusual en mí; con lo buen lema que es "piernas, para qué os quiero"), cerré la puerta y me encaré con la bestia parda... bueno, la araña era negra no parda; bueno, encarar a distintos niveles... ella a ras de suelo y yo con los ojos 1,80 metros por encima de ella. ¡Y la pisé! ¡Y sonó! Y la restregué muy asquerosamente. Porque ya que dejas el papel princesita Disney, lo dejas del todo y te convierte en el carnicero de las arañas.

Ya soy todo un machote...

Sexy Man
Soy un machote y mato arañas de traje, ¿te vas a atrever conmigo arañita?

* * * * *

A mí las arañas no me dan miedo, básicamente me dan asco. Eso sí, si las veo por sorpresa, sin saber que están ahí, me dan asco y un poco de pavor.

En general, todos los bichos-insectos me dan asco-repelús... Esto de los bichos, lo reconozco, lo llevo entre regu-mal y mal... aunque vamos a ser positivos y decir que evoluciono favorablemente: ¡todavía no me he puesto a dar grititos como una mariloca!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pinterest