Subscribe

12 de marzo de 2017

Me colé en una fiesta

Allí me colé y en tu fiesta me planté, Coca Cola para todos y algo de comer. Mucha niña mona, pero ninguna sola. Luces de colores, lo pasaré bien...

Pues mira, qué quieres que te diga: Mecano tenía razón. En el estribillo han incluido tooooodos los elementos clave de una fiesta. Y si no, ahora te lo voy a demostrar porque estos días he estado en una fiesta, ¡en la Mocho+Tx fiesta!

Nota aclaratoria 1 - 2017
Sí, he dicho "he estado" en singular. No seas MM (Marica Mala, alumno de la ESO, que todo hay que explicarlo). El AMQP (Algo Más Que Pretendiente; mucho más, de hecho) no fue porque tenía coartada (y si no, ya se hubiera buscado una, que bueno es él con tal de no ir a una marifiesta). Justo el mismo día, era la fiesta de despedida a una amiga corista que se va a Canarias a trabajar. Desde que estamos en el mundo rural, nuestra vida social se ha reducido bastante y, contrariedad, el mismo día coinciden dos fiestas... el mundo es cruel... En fin, el AMQP se quedó en la fiesta de la corista, mientras yo, después de dos horas allí, empapuzándome con bocadillos de queso con algo, salí raudo y veloz en el Haddocar para el Mocho Palace.

Nota aclaratoria 2 - Hace algunos años
Para que el señor Mocho deje ya de restregármelo cada vez que tiene ocasión, voy a comentar también la fiesta de hace un par de años o así, que no comenté en su momento... El AMQP tampoco fue entonces: el coro cantaba en la presentación de una película o algo así, creo recordar.

Haddocar
Haddoquín, melena al viento en el Haddocar
Allí me colé y en tu fiesta me planté

2017- Lo de colarse no se ajusta a la realidad porque tenía invitación. Además, no soy de colarme, ni en la cola del súper, ni en la cola del baño (¡qué poco frecuento los baños ajenos!), ni en ningún sitio... soy más de hacer sinpas (uys).
Volviendo al tema: la invitación. Galáctica. Que Mocho y Tx no dejan ningún detalle a la improvisación y lo tienen todo requetepensado.
Así que en la fiesta me planté.

Hace algunos años - Llegar al Mocho Palace fue muy fácil porque la organización envió un kit de supervivencia para el camino que incluye unas prácticas instrucciones y orientaciones para no perderse por esos andurriales capitalinos, contraseñas de alta seguridad y una camisa rosa con etiqueta sin quitar para ir vestido convenientemente, comme il faut!

Coca Cola para todos y algo de comer

2017 - Algo no; muuuuucho de comer. O eso me pareció  a mí. La verdad es que apenas comí porque:
1. Ya iba atiborrado de comida de la fiesta anterior. Y quieras o no, eso se nota. Y lo notan. Y luego te llaman "blandito". Aunque sea en el buen sentido de la palabra (que lo tiene) y más que cierto, que te llamen "blandito", jode y te deja karma chamuscado. Eso sí, un sueño reparador hace milagros y te devuleve al estado flower-power habitual, en el que te quedas con el lado bueno del blandito: suave, educado, delicado, cortés. ¡Toma piropazo!
2. Estuve hablando sin parar. Y uno tiene sus (pocas) limitaciones; entre ellas, no sé hablar y comer a la vez... Así que habla que habla sin parar...

Ainssss, drama, ¡me han llamado blandito!

Nota aclaratoria 3 - Tartas
 A las tartas, que había más de una, claro que me apunté. Porque una fiesta de cumpleaños sin tarta es impensable. Porque soy un goloso. Porque las tartas de zanahoria las había hecho Tx y no se puede hacer un feo a un anfitrión. ¿Quieres más motivos?
Eso sí, cierto exbloquero debió notar que iba atiborrado y probé la tarta en modo exquisitez porque  me partió una "rodaja" de tarta que era casi una lámina vertical... ¡Nunca he visto partir un trozo de tarta tan mal! En fin, no era la idea que tenía de ponerme gocho de tarta, pero ç'est la vie!


De la bebida, veamos: Cosmo de bienvenida (¡qué cosa más deliciosa!) y no more alcohol que luego había que coger el Haddocar para volver. Lo de Coca Cola para todos... no es del todo exacto:

1. Porque la Cola Loca se iba agotando a ojos vista. En parte, mea (guarra) culpa; en la fiesta de la corista apenas bebí e iba más seco que un desierto; así que después del cosmo, para digerir los bocadillos de queso con algo... hasta que me dio por cambiar a la bebida dura: agua del grifo. Pero como uno es muy fino (también se puede decir blandito), con una piedra de hielo. O sea.

2. Porque había Coca Cola y de todo lo habido y por haber, incluyendo la marigin rosa del Maradona, que en mi mundo rural ha estado de oferta por novedad durante más de un año; y si quieres que tu pinkgin sea más pinky todavía, añádele un chorrito de granadina (que sabe así como a jarabe pero tiene un color preciosisísimo). Tanto que había alguno que otro que tuvo que acabar perjudicado.

Pink Gin
Tu mariginebra de confianza
Nota aclaratoria 4 - Cocina
Si se habla de comida y bebida, hay que decir que el lugar estratégico de cualquier fiesta que se precie es la cocina.
Así que allí me encastillé durante un buen rato para charlar con todo el que se dejaba caer por ahí.
Esta estrategía, claro está, es un secreto y si lo compartes, un rayo te caerá encima y morirás fulmiado. Y si la practicas y me quitas el sitio... prepárate para mi venganza porque te tiraré de los pelos hasta que te quedes calva y te eche del sitio.

Hace unos años - Ídem. Muuuucha comida. Muuucha bebida. Ventajas de llegar pronto... repetí y tripití Cosmo.

Mucha niña mona...
2017 - Pues qué quieres que te diga... que no suene "pero qué puta eres, Haddoquina", pero... ¿había alguien que no tuviese para más que un pase? Uy, pensándolo, igual sí. Pero, vamos, muuucho niño mono, sí. Y muy mono también. Porque uno tiene a su querido AMQP y no se plantea ciertas cosas... porque, ainssssss, ainssssss y más ainsssss.

Categoría 1. Gente con la que hablé un rato largo. Majísimos todos (obvio, si no, no me hubiera puesto de palique). Menciones especiales:
- Requetemajo y supermegahiperarchienamorado cierto exbloguero al que no conocía en persona (porque siempre se ha inventado alguna excusa para no coincidir, conste) que vive en una peli de Sandra Bullock.
- El  reencuentro, ¡hacía un mundo!, con otro exbloguero. Superocurrente. Pero que está imposible, oiga. Jajajaja. Tanto pedir el listado de solteros disponibles... ¿para qué? Jajajaja.
- Osito inglés, supermono, supermajo, superachuchable, supersimpático... supertodo, incluyendo, superbebedor. Estaba en la zona cocina  y me sonaba su cara de Instagram: eso garantiza conversación suelta.
- Ex compi de trabajo, un encanto y supercharm. En dos días arreglábamos el mundo. Además, en cuanto nos vimos me dijo "Estás igual que hace unos años" (¡Si por quien no pasan los años es por él!) ¿Se puede ser más majo? ¿O se puede tener tan mala vista?
- Orlando. Cosas de estar sordo como una tapia cuando hay ruido... Es un encanto y muy divertido.
- Los anfitriones, huelga decirlo. Y eso que parece que se multiplican, pero no ha dan para charlar con tanto huésped.

Categoría 2. Gente con la que no hablé o hablé muy poco.Destacaría:
- Amigo de Osito inglés, emparejado con Osito 3. Camisa a cuadros como mandan los cánones, muy majo y ¡vaya ojos y sonrisa! Encantador. Debería estar prohibido tener esa edad. Porque, querido lector, en las Mocho+Tx parties hay gente desde los veintipocos a los... muchosmuchos.
- Jersey ceñido. Supermono. Cuando lo ví, casi me da un ataque porque se parece un montón a un cadáver que quedó por el camino. Estaba en la zona de la mesa, inaccesible.
- ¡Camisa oscura sin cuadros! Me pareció que tenía una mirada afable, cariñosa y pacífica. Igual luego resulta que no y es un cabrón de tomo y lomo, pero tenía pinta de buena gente.
- Canario, osito con pinta de muy simpático. Iba como los F-16. Un caza.
- Con chaqueta. ¡Viva la elegancia! Lo poco que hablé con él, muy majete. Interesante.
- Pareja de "Con chaqueta". Me parece un hombre muy atracativo. No sé bien el motivo, pero predispone a su favor en sentido vertical y horizontal. Inaccesible en la zona de la mesa.
- Ragazzo italiano. A más de uno se le iban los ojos detrás... Tampoco era para tanto, pienso. No hablé con él. Peccato!

Ahora que lo medito... el grupo osuno estaba también muy endogámico...
Grupo osuno con uno aprovechando para tocar teta
Hace unos años - Dejando al margen a Mocho y Tx, creo que este año sólo he repetido charla con Orlando y Excompi de trabajo. Es verdad que había varios con los que charlé hace unos años, un tocayo por ejemplo, pero no coincidimos esta vez en las rotaciones por la casa o coincidimos pero en grupo... Que no repitiesen ahora y que eran un solete: Mr Instagram, requetemajo y achuchable, y alguna zumbera loca y simpatiquísima.

Una diferencia simpática entre las dos fiesta han sido los saludos: hace unos años, casi todo fueron apretones de mano para saludar. Este año, han sido más besitos. Todo tiene su explicación. Hace unos años, al llegar pronto y justo después llegar los zumberos (saludo con la mano), cuando llegó la maripandi me tomó por zumbero o alienígena... nada de beso, saludo con la mano... hasta que alguien les iluminó y comenzó una ronda de resaludos con besitos.

Otra diferencia, para bien, es que en 2017 no me ha tocado llevar de vuelta en el papamóvil a un casi adolescente pedo que casi me vomita en el coche y que vivía al lado de casa en Madrid.

...pero ninguna sola
2017 - Como la convocatoria de la fiesta fue hace muuucho tiempo, las dos Supertacañonas jóvenes, Teresa y Fernanda (os podéis repartir los papeles; el de Paloma, la mayor, ya está adjudicado), tenían mucho interés en saber sus posibilidades... Hubo mucho ruego para ampliar la lista de singles...

Al final, con la irrupción de Sandra Bullock, se quedó sólo el exbloguero gruñón... Y como llegaba tarde (había avisado), mira que le preparamos el camino y le hicimos una ficha pormenorizada de los candidatos... pero nada... ¡imposible!

E inexplicable. Porque con el cartel de disponible, había. Y con el aviso de caza, también. Yo no me enteré (y debí tenerlo bien delante, por lo visto), pero dicen las lenguas que algunos de los disponibles compartieron más que número de teléfono... ¡Un escándalo!

Hace unos años - Acabo de decir que no me enteré... no es algo puntual...No me fijo...

Luces de colores...
2017 - Luces de colores a tutiplén, con los leds de colores por todos lados. ¡Qué bonitos! Impresionantes.
Y regalitos: mogollón, una alegría. Lo mejor, y peligro de muerte para quien lo dude: la chimenea. ¿Que para qué? Para encenderla en invierno y acaramelarse a la luz de las llamas... es una idea...

Mocho y Tx tomando una copichuela con la chimenea encendida

Hace unos años - Tocó visita guiada por Mocho Palace y hacer de guía por el complejo palaciego. Charmant!
Regalitos: mogollón también. Incluyendo todo el kit deportivo imaginable.

... o pasaré bien
¡Y tanto que lo pasaré bien! Si algo tienes claro al ir a una  Mocho+TX fiesta es que puedes decir "lo pasaré bien".

De hecho, te quedarás corto porque lo pasarás muy bien.



6 comentarios :

  1. Ooooooh, muchas gracias por la crónica tannnn amable.
    Aparte de que me aclares el porqué del mote Orlando que aún no logro adivinar (¿alguien quería tomate contigo?), sólo puedo comentar respecto a las supertacañonas que...

    Es voz común que a más del mediodía
    en ayunas la zorra iba cazando.
    Halla una parra, quedase mirando
    de la alta vid el fruto que pendía.
    Causábale mil ansias y congojas
    no alcanzar a las uvas con la garra,
    al mostrar a sus dientes la alta parra
    negros racimos entre verdes hojas.
    Miró, saltó y anduvo en probaduras;
    pero vio el imposible ya de fijo.
    Entonces fue cuando la zorra dijo:
    "¡No las quiero comer! ¡No están maduras!"
    No por eso te muestres impaciente
    si se te frustra, Fabio, algún intento;
    aplica bien el cuento
    y di: ¡No están maduras!, frescamente.

    ResponderEliminar
  2. La fábula de Esopo entiendo que va por la la supertacañona intermedia. Que yo sí hice buen aprecio (y luego bien que me lo restregaron a la cara las babys).

    Jajajajaja. Lo de Orlando tiene su explicación pero no iban por ahí las cosas (¡quién va a querer tomate conmigo!), sino por necesito un sonotone. Pero de un "sigo engordando" a "sigo en Orlando" tampoco hay tanta diferencia...

    Y no es amable: lo pasé bien, en las dos Porque no es una crónica, son dos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Lo que se aprende con usted, Sr. Mocho!

    ResponderEliminar
  4. Me gustó la crónica pero al final me perdí entre tanto personal...¿pero el Desgay y el Driver estuvieron o no?...¿les diste algún recuerdillo mío?...ainssss...
    Al final me he dado miedetes acudir a las Mocho-partys, porque me veo como la gafotas feona sentada en una esquina dándole al frasco y sin hablar con nadie. Que poco mundo tengo, por diossss.

    ResponderEliminar
  5. Vamos a ver... ¿quiénes crees que son Sandra Bullock y el imposible? Los recuernos ya estaban dados de antes :)

    Imposible estar sentado en una esquina en modo sueellenístico en las Mocho-parties... los asientos los tienen ocupados las momias que no se levantan o los que están sentados en modo expositor junto a la cocina. El resto, ¡a taconear!

    ResponderEliminar

¡No te quedes con las ganas, di lo que opinas! ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pinterest